Omar Mendoza: «tengo ganas de seguir mejorando»

De las cosas que más han impresionado de Mendoza en su bateo, y que a pesar de su juventud, ha sabido manejar la presión.

Omar Mendoza es el primer bate de los Dantos y líder en hits del Pomares. LA PRENSA/JADER FLORES

La reutilizada frase beisbolera “no moja pero empapa”, para nada luce gastada cuando se utiliza en el primer bate y jardinero izquierdo de los Dantos, Omar Mendoza, quien ha resultado una gran revelación como bateador y una de las razones del porqué el line-up de la Maquinaria Roja luce feroz de inicio a fin.

A finales de este mes cumple tan solo 21 años de edad, pero en el cajón de bateo se muestra con la frialdad de un veterano. En el primer juego de la Final conectó dos hits en cuatro oportunidades y en uno de turnos que falló fue por una gran jugada en los profundo del bosque central de parte de Bismark Rivera, del Bóer.

Lea además: Jorge Bucardo con balance de 3-0 ante el Bóer en series finales

En la semifinal frente a la Costa Caribe no inició de titular, pero apenas recibió una oportunidad la aprovechó y terminó como el mejor artillero de la serie con .500 de promedio por seis hits en 12 turnos.

“Si he mejorado se debe al esfuerzo que he puesto en los dos años que llevo en la escuela de sargentos y los Dantos. Me siento muy bien y con ganas de seguir mejorando, de ver los defectos que tengo para corregirlos, para irme convirtiendo en un mejor pelotero”, apunta Omar, quien en 2016  fue a probarse a la academia de la Maquinaria Roja y seis meses después ya estaba en el equipo grande.

Mendoza es originario de una pequeña comunidad de Villa El Carmen llamada Nandayosi #2. En poco tiempo ha visto cómo su esfuerzo le ha dado recompensa y esto lo ha motivado a apuntar más alto.

“Más adelante aspiro a ser seleccionado nacional y jugar en la Liga Profesional. Gracias a Dios hasta el momento me siento bien con mi familia, mis compañeros de equipo. Agradezco a todos los que me han ayudado y espero seguir así, que es lo que más cuesta en este deporte”, señaló.

De las cosas que más han impresionado de Mendoza en su bateo, y que a pesar de su juventud, ha sabido manejar la presión.

También: Dantos desconocen a Wilton López y abren la Serie Final con un triunfo sobre el Bóer

“Gracias a Dios voy tranquilo a la hora de batear. No me sofoco, creo que por eso me siento relajado. Llevo un plan de bateo y eso me ha ayudado mucho y doy gracias a los entrenadores porque me han dado buenos consejos”, agregó.

Para arriba

Omar Mendoza bateó para .276 (76-21) en la primera vuelta del Pomares y mejoró a .286 (42-12) en la segunda etapa, para terminar la temporada regular con porcentaje de .280 (118-33) en 37 juegos.

En los playoffs ha estado encendido con promedio de .500, por ocho hits en 16 turnos, sumando la semifinal y el primer juego de la Serie Final.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: