Ciudadanos por la Libertad se vuelve aliado de la Unidad Nacional Azul y Blanco

El acuerdo político se da cuando el país vive su día 175, desde que inició la rebelión cívica contra el régimen de Daniel Ortega que reprimió a la población

Kitty Monterrey y Juan Sebastián Chamorro. Foto cortesía.

El partido político Ciudadanos por la Libertad (CxL) se declaró este miércoles aliado de la Unidad Azul y Blanco (UNAB), según informaron en una nota de prensa.

El anuncio ocurre seis días después que el primer vicepresidente de CxL, Óscar Sobalvarro, rechazó la posibilidad de sumarse a la UNAB, integrada recientemente por 43 organizaciones de la sociedad civil en Nicaragua.

Sin embargo, el acuerdo se hizo público después de una reunión entre Juan Sebastián Chamorro, miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, y la presidenta de CxL, Kitty Monterrey.

Objetivos comunes

La invitación es para “formar parte de la unidad de todos estos esfuerzos que son necesarios, para coordinar en el territorio actividades que puedan forzar un llamado a elecciones anticipadas, limpias y transparentes”, explicó Chamorro según la nota de prensa.

El acuerdo político se da cuando el país vive su día 175, desde que inició la rebelión cívica contra el régimen de Daniel Ortega que reprimió a la población, dejando un saldo que oscila entre 322 y 512 muertos según organismos de derechos humanos.

“Ahora continuaremos, ya como aliados de la Unidad Nacional Azul y Blanco con un solo objetivo, que es coordinarnos en esta lucha por elecciones libres y transparentes para derrotar a la dictadura que tenemos”, afirmó Monterrey.

La conformación de la UNAB ha provocado la preocupación de miembros de la familia presidencial como Laureano Ortega Murillo, asesor de inversiones de la dictadura.

“La supuesta Unidad declarando su egoísmo y desfachatez en su máxima expresión. Gracias a Dios tenemos la bandera roja y negra defendiendo a nuestra azul y blanco”, atacó el asesor.