La Quebradita, Jinotepe, Carazo

 Con las lluvias del sábado pasado, dos cepas de plátanos, una gran cantidad de basura y tierra de la propiedad de Pablo Hernández cayeron sobre el techo de las humildes viviendas. LA PRENSA/Mynor García

Dos familias temen quedar soterradas en el barrio La Quebradita, en Jinotepe

Tras las lluvias del fin de semana pasado hubo un derrumbe que afectó dos viviendas. "Nosotros tenemos miedo de que eso siga cayendo..." aseguró una de las afectadas

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: