Las dictaduras son todas iguales

Pero la verdad es que todas las dictaduras son iguales cuando reprimen a los pueblos que se rebelan y luchan por su libertad

presos políticos, Nicaragua, crisis, protestas

La dictadura de Daniel Ortega en Nicaragua es una copia de la de Nicolás Maduro en Venezuela, han aseverado a LA PRENSA defensores de los derechos humanos de ese país.

Luis Francisco Cabezas y Luis Betancourt, directores de los organismos Convite y Foro Penal, respectivamente, declararon a la periodista Elízabeth Romero, del diario LA PRENSA, que “dan mucho seguimiento a lo que ocurre en Nicaragua y estiman que existe una réplica del modelo represivo”.

Romero entrevistó a los activistas venezolanos en Boulder, Colorado, Estados Unidos (EE.UU.), donde se realizó el 169 período de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y ella fue a darle cobertura informativa para LA PRENSA.

“Es realmente impresionante la similitud, el uso de paramilitares, estamos al frente de un patrón que usan las nuevas dictaduras (…), tienen unas prácticas de esas viejas dictaduras, aparentan ser democráticas porque hay elecciones, pero a la vez son elecciones de dudosa credibilidad”, asegura Luis Francisco Cabezas.

Comparando la represión de la dictadura de Venezuela para aplastar la rebelión popular cívica del año pasado en ese país, con la de Nicaragua en los últimos meses para ahogar en sangre la insurrección pacífica, Cabezas destaca que en ambos casos se usaron paramilitares y francotiradores, secuestro y arresto de líderes, etc.

“Pareciera que hay asesoría de nuevas dictaduras”, observó el defensor venezolano de derechos humanos, lo que hace recordar que algunas personas encarceladas y torturadas por haber participado en los tranques y las manifestaciones pacíficas de Nicaragua, y pudieron lograr su libertad, revelaron que a pesar de estar encapuchados notaron acentos cubano y venezolano en el habla de algunos de sus captores y verdugos.

Lo que diferencia ambas represiones es que la de Nicaragua ha sido más criminal y sangrienta. En Venezuela, país de 32 millones de habitantes, la dictadura de Maduro mató a 120 venezolanos, mientras que en Nicaragua, con una población de apenas seis y medio millones de personas, los muertos por la represión son 325, según la CIDH, y más de 500 en los registros de los organismos nacionales de derechos humanos.

Pero la verdad es que todas las dictaduras son iguales cuando reprimen a los pueblos que se rebelan y luchan por su libertad.

Aunque se habla de que hay diferentes tipos de dictaduras, en lo fundamental todas son iguales, sobre todo en lo que se refiere a crueldad represiva, negación de la libertad, odio a la gente que protesta y atropello brutal a los derechos humanos. Así lo demuestran claramente la dictadura familiar de Ortega y Murillo en Nicaragua y la dictadura bolivariana de Nicolás Maduro en Venezuela.