Maestros nicaragüenses no están preparados para abordar la crisis sociopolítica

La crisis sociopolítica que enfrenta Nicaragua tomó por sorpresa a todos los maestros, quienes han demostrado que no tienen la suficiente preparación

Todos los meses se realizan simulacros de terremotos en los colegios públicos de Nicaragua. LA PRENSA/ARCHIVO

Aunque el Ministerio de Educación (Mined) tiene toda una estrategia para que la enseñanza no sea afectada en caso de un desastre natural, la crisis sociopolítica que enfrenta Nicaragua tomó por sorpresa a todos los educadores del país, quienes han demostrado que no tienen la suficiente preparación para abordar este tipo de situaciones en los colegios.

De acuerdo con el investigador del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), Alex Bonilla, el programa de consejerías escolares puede considerarse un buen intento del Mined para abordar crisis humanitarias, pero dicho programa está concebido junto al Ministerio de la Familia (Mifam) y se desconocen los resultados del mismo.

«Desde un punto de vista técnico yo te diría que el programa adolesce de estrategias psicoafectivas para atender a niños y niñas que están siendo víctimas de violencia dentro de la escuela o fuera de las misma, porque se requiere que en cada escuela haya un psicólogo, ya que el trabajo del maestro es pedagógico”, expresó Bonilla.

Lea también: UNAN-Managua y el Ministerio de Educación se deshacen de los maestros críticos del Gobierno

Por otro lado, el Calendario Escolar del Mined establece que una vez al mes se deben realizar ejercicios de protección y salvaguarda de la vida, pero no dice nada sobre otro tipo de emergencias atípicas que pudiesen presentarse.

“Los estudiantes están más preparados para resistir los efectos de un terremoto que de la crisis sociopolítica (actual); por ejemplo, cómo canalizamos ese sentir, esa percepción que el niño y la niña tienen de las noticias… nos estamos preparando y hasta hay una estrategia de educación en emergencias para atender los efectos ante desastres naturales pero no hay una estrategia para atender los efectos de un desastre atópico”, agregó el experto.

Mientras tanto el director del Foro de Educación y Desarrollo Humano (FEDH), Jorge Mendoza, señaló que en las aulas de clases –algunas veces– el ambiente se torna inmanejable, debido a que los maestros no cuentan con la preparación necesaria y la forma en que respondieron a la crisis depende de sus propios compromisos políticos.

«Nosotros estábamos preparados por si había un terremoto, hay todo una articulación y se hacían simulacros escolares, pero esta crisis y lo que significa estar preparados ante la violencia que ejercen grupos armados civiles…  el maestro no sabe como resolverlas porque además de eso, la manera en que lo va a resolver va a depender mucho de si está presionado en términos políticos para actuar de una o de otra manera», precisó Mendoza.

Le puede interesar: Ministerio de Educación despide a maestros que han participado en manifestaciones antigubernamentales en Estelí

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: