Tomatierras siguen generando pérdidas en las fincas privadas

Aunque el régimen de Daniel Ortega en las últimas semanas ha desalojado a los tomatierras que se habían asentado en las áreas urbanas de Managua, ninguna corresponde al uso agrícola

Desalojos en Managua

Algunos propietarios de terrenos que fueron invadidos, construyen muros perimetrales para evitar otra toma. LAPRENSA/J.FLORES

Aunque el régimen de Daniel Ortega en las últimas semanas ha desalojado a los tomatierras que se habían asentado en las áreas urbanas de Managua, ninguna corresponde al uso agrícola y solo son de fines habitacionales e industriales.

Esto lo revela el último informe de denuncias de invasión de propiedades, elaborado por la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) y que fue difundido la tarde de ayer.

Según el documento de Upanic, de un total de 9,800 manzanas que fueron ocupadas en los últimos meses, apenas 2,688 han sido recuperadas y el resto siguen ocupadas ilegalmente.

Pero esta cifra no representa toda la magnitud de la ofensiva lanzada el por régimen para “golpear” a la cúpula empresarial en la crisis sociopolítica de la que no sale todavía, porque hay casos de invasión de propiedades que no fueron reportados a Upanic pero que han sido denunciados por otras vías.

Sin embargo, solo lo que ha recabado Upanic, las pérdidas económicas ascienden aproximadamente a 17.1 millones de dólares y como si fuera poco la acción también ha dejado sin empleo a 9,010 personas y el sector agrícola ha dejado de percibir 7.4 millones de dólares.

Variaciones con informe del 28 de septiembre

Antes del informe de ayer, Upanic había presentado uno el 28 de septiembre, donde revelaba que de las 9,800 manzanas tomadas, se habían recuperado 2,483; así que contrastando ese dato con el más reciente deja en evidencia que solo se han sumado 205 manzanas nuevas en los últimos 14 días.

Desalojos en Managua

De las 2,688 manzanas recuperadas que reporta la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, 669 manzanas son de ciudadanos nicaragüenses, 1,842 de estadounidenses, 32 canadienses y 145 mexicanos.

La lista de desalojos en la capital

Los tomatierras que han sido desalojados por la Policía Orteguista (PO) han repudiado al régimen porque primero les dio vía libre para invadir las propiedades privadas y meses después los sacó, tumbándoles las champas que habían levantado en los lotes repartidos.

El primer desalojo ejecutado en Managua fue en la parte este del Country Club Nejapa, siguió con las personas asentadas detrás de la pista de aterrizaje del aeropuerto Augusto C. Sandino, Pista Suburbana, Carretera Norte y el último ha sido ya en las afueras de la ciudad, en el kilómetro 17 de la Carretera Nueva a León.

Negocio con propiedades

En todos los lugares tomados por precaristas han habido líderes, que como si fueran los dueños de los mismos, han pedido dinero al resto para entregar un lote y los servicios básicos de agua potable y energía eléctrica.

Al darse los desalojos, a nadie se le ha devuelto su dinero y al final solo ha sido pérdida para los tomatierras, que han tenido que desarmar sus champas e irse del lugar antes que la Policía Orteguista le pegue fuego para agilizar la mudanza forzada.

Camionetas y carretones de caballo han servido para trasladar las pocas pertenencias de los precaristas que confiaron en el régimen de Daniel Ortega pero que fueron burlados.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: