Régimen mete más ruido con empresa estatal Enimex

Enimex tendrá una junta directiva con autonomía para operar. Se le orienta abrir sucursales en todo el país, aunque estaría “bajo la rectoría” siempre de Hacienda

Fachada del Ministerio de hacienda y crédito publico. LAPRENSA/ARCHIVO

El régimen orteguista decidió ampliar las capacidades de la estatal Empresa Nicaragüense de Importaciones (Enimport) para que pueda exportar bienes y mercancías y comercializarlos en el mercado nacional y externo, así como competir con el sector privado como proveedor del mismo Estado. Para ello Enimport pasará a llamarse Enimex, según la propuesta de ley enviada a la Asamblea Nacional.

De acuerdo con la iniciativa de ley, en su artículo 2, “Enimex tendrá por objeto realizar transacciones de bienes, mercancías, productos y servicios en general, actuando inclusive como agente comprador y vendedor discrecional del Estado”.

Lea también: Potestades de la UAF incrementan el “clima de inseguridad jurídica” en Nicaragua, afirman cámaras empresariales

En lo que se pretende convertir a esa nueva empresa estatal es en un gran competidor en el mercado, donde tendrá la ventaja de gozar los beneficios fiscales por ser pública, según lo contempla la propuesta.

La actual Enimport se creó en 1980 con la reforma a la Ley del Ministerio de Comercio Exterior, que entonces controlaba las importaciones y exportaciones del país. En 1999 Enimport pasó al Ministerio de Hacienda y su función ha sido limitada a importar productos en momentos de escasez en el país o bienes que el Estado requiere y no encuentra proveedor local, según explicaron economistas.

Lea más en: Fondo Monetario Internacional visitará Nicaragua a finales de octubre para evaluar la economía

Pero la nueva Enimex “podrá realizar transacciones de importación y exportaciones, efectuar operaciones de almacenaje y comercialización de bienes, mercancías y productos en general, además de prestar servicios de Depósito Aduanero público, de servicio de transporte y participar en cualquier actividad comercial en beneficio de sus operaciones”, según la iniciativa.

Enimex tendrá una junta directiva con autonomía para operar. Se le orienta abrir sucursales en todo el país, aunque estaría “bajo la rectoría” siempre de Hacienda.

Lea además:  FMI: Nicaragua volverá a crecer 4% hasta 2022 y recuperación de la crisis será lenta

La propuesta de la Ley Creadora de Enimex la mandó el 4 de octubre el dictador Daniel Ortega a la Asamblea Nacional, donde el jueves la junta directiva le dio trámite. El martes de la próxima semana en el plenario del legislativo se expondrá la iniciativa para ser enviada a discusión en la Comisión Económica.

Azucena Castillo, exministra de Comercio, y el jurista Eliseo Núñez —por separado— criticaron que el régimen orteguista siga adoptando medidas económicas que van en contra del sector privado, lo cual advirtieron dañaría aún más la ya débil economía del país.

Reeditan modelo fallido

Castillo y Núñez coincidieron en que se envía un mensaje negativo, pues afirman que Enimex es la intervención del Estado como competidor de la empresa privada, repitiendo errores de los años 80, y siguiendo el guion de Nicolás Maduro que tiene hoy hundida la economía de Venezuela.

Puede leer: Banco Mundial no ve la normalidad que pregona el régimen en la economía de Nicaragua

“En una crisis tan fuerte como la actual, una acción como esta provoca más caos porque esa empresa está dirigida a que se le compre menos a la empresa privada, y hasta a suplantarla”, afirmó Núñez.

Castillo, exministra de Comercio, afirmó que con Enimex el régimen va a “reeditar el modelo fallido” de la década de los 80. “Es inoportuno e imprudente causar mayores disturbios a los sectores que están tratando de salir a flote en esta crisis sociopolítica que hirió a la economía”, confió.

¿Estatización?

Eliseo Núñez, exdiputado, dijo que Enimex “obedece a un modelo” que pareciera que el régimen de Daniel Ortega “encamina a la estatización de la economía”, aunque también apunta a “evitar que las sanciones” anunciadas por Estados Unidos eventualmente afecten a empresas proveedoras del Estado y socias del régimen, que provoquen problemas de abastecimiento a las instituciones.

Núñez afirmó que Enimex se agregará a los cambios sobre los registros de la propiedad y el reglamento de la Unidad de Análisis Financiero “son medidas graves que arrojan un conjunto nefasto para la inversión privada”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: