La Azul y Blanco muestra dos caras en la mayor goleada de su historia

La Selección Nacional goleó 6-0 a Anguila en Costa Rica. Un buen marcador si se compara con el sostenido hace tres años en Nicaragua, cuando se triunfó 5-0

Juan Barrera contra Anguila. LAPRENSA/Cortesía/Wilfredo Cortez/ Liga Primera

La Selección Nacional goleó 6-0 a Anguila en Costa Rica. Un buen marcador si se compara con el sostenido hace tres años en Nicaragua, cuando se triunfó 5-0; sin embargo, bien se puede decir que en esta ocasión la Azul y Blanco jugó en el primer tiempo y desperdició el segundo. Todos los goles cayeron en la primera parte y cuando parecía que se aproximaba un vendaval en la segunda mitad, el equipo dejó la intensidad, empezó la desorientación de juego y la claridad en las llegadas a base de construcción.

Te puede interesar:Anguila, la selección que ocupa el último lugar en el ranking FIFA, enfrenta a la Azul y Blanco

Y es que en el primer tiempo no existe una sola queja para Nicaragua. Ante un oponente sin la capacidad de hacer más de un toque, sin profundidad ofensiva, sin sostenimiento defensivo y solo con la única meta de permitir la menor cantidad de goles posibles, recluyéndose todos en zona defensiva, la tropa de Henry Duarte supo abrir espacios, ganar la espalda, imponerse en los balones aéreos y mantener el ritmo frenético desde el pitido inicial. Tan así que el primer gol cayó al segundo 25 a través de Jaime Moreno, en una pelota reciclada y danzante ante los defensores.

Henry Niño (4), Juan Barrera (11), Jaime Moreno (9) y Luis Galeano (10).
LAPRENSA/ Cortesía/Wilfredo Cortez/ Liga Primera

Las dos bandas estaban activadas, por un lado Brandon Ayerdis, quien subía por Manuel Rosas por izquierda y Josué Quijano por derecha estaban conectados con la delantera. Juan Barrera siempre presente y Jaime Moreno, el delantero deseado, cumplían a cabalidad las tareas. A los tres minutos un centro de Daniel Cadena y Oscar López remató de cabeza. Nicaragua ganaba sin despeinarse, siendo su principal obstáculo la lluvia más allá del mismo Anguila, un equipo fantasma y deprimente.

Lea además: Manuel Rosas, el jugador con más minutos en la Selección de Futbol que en Liga Primera

La Azul y Blanco no se le mojaba la pólvora, siguieron llegando peligrosamente y también fallando de cara a marco, como el caso de Barrera, Luis Galeano y Ayerdis. Pero el ataque desmedido ahí estaba. Al 21’ Barrera anotó el tercero cruzando al arquero Ryan Liddie. Siete minutos después, el Iluminado arrancó otra vez en una gran combinación con Galeano, mientras Moreno desorientaba a la ya despistada defensa y colocó el cuarto. Luego Jonathan Moncada rozó el poste y al 38’ Moreno clavó el quinto de derecha. El sexto se veía a todas luces, cuando un Quijano a velocidad de crucero asistió a Barrera al 41’.

LAPRENSA/ Cortesía/Wilfredo Cortez/ Liga Primera

La segunda parte

No obstante, en la segunda parte con la lluvia ya terminada, la selección se vio agotada, imprecisa y a pesar del cierre final cuando Moreno intentó de todas formas romper las redes, el arquero se lo impidió. Y todavía Anguila tuvo tiempo de llegar en tres ocasiones con mucha peligrosidad, incluyendo un poste.

Detalles

Nicaragua queda con seis puntos y una diferencia de goles de +8, sin embargo hay otras naciones como Curazao (+15), Cuba (+13), San Cristóbal (+11), Jamaica (+10) y República Dominicana (+10) con la misma cantidad de puntos, pero ha realizado goleadas más destructivas por lo importante que será la diferencia de goles al final del torneo.

Haití, otro de los grandes favoritos que juega el martes ante Santa Lucía, ya posee +13. Los seis primeros de la tabla subirán a la Liga A, en donde estarán los grandes de Concacaf y los 10 primeros clasificados irán a Copa Oro.

La Azul y Blanco se enfrentará el 17 de noviembre en casa frente Haití y el 24 de marzo de 2019 de visita en Barbados, para cerrar calendario.

En 2001 fue la última vez que una selección anotó seis goles en un tiempo y cero en el siguiente. Arabia Saudí se lo hizo a Bangladesh.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: