Después de 20 años, el huracán Mitch sigue recordándose como el malvado que casi derrumbó a Nicaragua

Miles de personas muertas, daños millonarios en infraestructura. El Mitch ha sido una de las peores tragedias que ha sufrido el país en los últimos tiempos

Huracán Mitch, Nicaragua, lluvias

Unas de las imágenes que ejemplifica la forma en que perecieron miles de personas «enterradas vivas». Fue publicada por LA PRENSA el 2 noviembre de 1998. LA PRENSA Archivo

Hace 20 años el huracán Mitch abatió Nicaragua y al final de su paso sepultó a miles de personas y causó daños millonarios al país. Se convirtió en una de las peores tragedias que ha sufrido el país en los últimos tiempos.

Huracán Mitch
LA PRENSA/ARCHIVO

El Mitch comenzó como una tormenta tropical en el océano Atlántico a inicios de octubre de 1998 y a finales de ese mismo mes ya se había convertido en un huracán implacable en la categoría 5, la máxima en la escala Saffir-Simpson, que clasifica los ciclones tropicales según la intensidad del viento. Fueron más de 1,200 milímetros de lluvia, según algunos reportes, que anegaron al país.


Le puede interesar: Renacer del lodo


Huracán Mitch
Inundaciones ocasionadas por el Huracán Mitch sobre la Carretera Panamericana, Tipitapa. LA PRENSA/ARCHIVO

El Lago de Managua creció hasta 42 metros sobre el nivel del mar y se desbordó sobre la comunidad La Bocana, en Tipitapa, inundando la Carretera Panamericana que se convirtió en un acueducto, dijo LA PRENSA en una de sus publicaciones.

Huracán Mitch
Carreteras destruidas con la fuerza del agua que generó el Mitch a finales de octubre de 1998. LA PRENSA/ARCHIVO

“Malcriado y furioso”, lo llamó LA PRENSA en uno de sus titulares, describiendo el comportamiento del fenómeno que dejó incomunicada en todo su territorio a Nicaragua. Managua, León y Estelí fueron los departamentos más afectados con el inicio de las lluvias; sin embargo, en cuestión de horas las afectaciones se replicaron por todo el país. Decenas de puentes y carreteras colapsaron ante la fuerza del agua y los ríos se desbordaron. Muchos de los municipios quedaron desabastecidos de alimentos.


Además: Nicaragua superó sus capacidades ante desastres naturales después del huracán Mitch


 

 

Huracán Mitch
Inundaciones y ciudades incomunicadas por el Huracán Mitch. Octubre 1998. LA PRENSA/ARCHIVO

 

Huracán Mitch.
Puente «El venado», localizado a la altura del kilómetro 84 de la Carretera Norte, quedó cortado por la fuerza del agua. Algunas personas lo cruzaron utilizando las barandas de un camión. LA PRENSA/ARCHIVO 

En las costas del Lago de Managua se produjo un éxodo cuando este se rebalsó. El agua les llegó a la cintura a los habitantes de la zona. Las personas lograron sacar algunos enseres de sus viviendas antes de abandonarlas para ponerse a salvo en los refugios establecidos.


Lea: El cambio llegó tras el huracán Mitch


 

Huracán Mitch
Habitantes de los sectores aledaños al Lago de Managua tuvieron que evacuar por el desborde de las aguas del lago debido a las precipitaciones del huracán Mitch. LA PRENSA/ARCHIVO/ Óscar Navarrete

 

Huracán Mitch
Habitantes intentaron rescatar sus pertenencias para luego buscar refugio ante la tempestad del Mitch. LA PRENSA/ARCHIVO 

 

Huracán Mitch
Como si se tratara de un éxodo, miles de nicaragüenses tuvieron que abandonar sus viviendas y ponerse a salvo ante las amenazas del Mitch. LA PRENSA/ARCHIVO 

Dipilto se partió en dos. La fuerza de las aguas que bajaron de los cerros dividió el poblado. Las lluvias también arrasaron con la mitad de Wiwilí, tomando en cuenta que 900 casas y el hospital de la localidad fueron arrasados producto del desborde de las aguas del río Coco, consecuencia de las fuertes lluvias, informó LA PRENSA. Abajo, en la foto  miembros del Ejército rescata a personas afectadas por las fuertes aguas.


Pueder ver: Galería| Los cuatro cementerios legendarios de Greytown, Nicaragua


Huracán Mitch
Miembros del Ejército rescatan a personas afectadas por el huracan mitch. Octubre 1998. LA PRENSA/ARCHIVO 

Con los caminos destruidos, lo terrenos inundados, los habitantes salieron de sus comunidades como pudieron. Algunos fueron evacuado, otros se pusieron a salvo por sus propios medios. Todos huían de la tempestad.


Puede leer: Galería| Las dos visitas históricas del papa a Nicaragua


Huracán Mitch
Personas intentando salir de poblados inundados y sin acceso vial. LA PRENSA/ARCHIVO 

Mitch fue el huracán más impredecible, inestable y caprichoso de cuantos hayan pasado por el mar Caribe, dijo LA PRENSA en sus publicaciones, dado el desarrollo rápido y sorpresivo del fenómeno. Cuando se creyó que estaba por retirarse, el occidente del país vivió una hecatombe. Dos comunidades enteras fueron enterradas en Posoltega, Chinandega.


Puede leer: Sobrevivientes del deslave del Casita aún lloran al recordar la tragedia


Huracán Mitch
Personas sobrevivientes al deslave del volcán Casita en Posoltega, son atendidos por brigadas medicas. LA PRENSA/ARCHIVO

El 30 de octubre de 1998, después de seis días de lluvia, el cono del volcán Casita se recargó de agua y se desbordó. Una avalancha de lodo arrasó con el bosque y todo lo que encontró a su paso hasta sepultar las comunidades Rolando Rodríguez y El Porvenir, en Posoltega. Los dos hospitales, en ese entonces, de Chinandega colapsaron, los insumos médicos se agotaron. Muchos de los sobrevivientes fueron trasladados a Managua en helicópteros.

Huracán Mitch
Ejercito trasladando personas heridas por el deslave del volcán Casitas en Posoltega. LA PRENSA/ARCHIVO 

 

Huracán Mitch
Sobrevivientes de la hecatombe del volcán Casita. LA PRENSA/ARCHIVO 

 

Huracán Mitch
Una de las fotos más fuertes que le dio la vuelta al mundo. Un niño sobreviviente de la avalancha de lodo tiene a su lado a un bebé que no escapó de la muerte. LA PRENSA/ARCHIVO 

Las brigadas de rescate no daban abasto. Eran miles de personas de todas las edades enterradas vivas. No se conocieron cifras exactas pero se habló que solo en esta zona perecieron al menos unas 2,800 personas. Y en todo el país se estima que pudieron morir unas 3,800.


Lea: El día que el volcán Casita sepultó a miles de nicaragüenses


 

Huracán Mitch
La Cruz Roja después de la avalancha de lodo que se desprendió de El Casita. LA PRENSA/ARCHIVO