Josefina Murillo Vargas, sicóloga clínica, atendió a los sobrevivientes del deslave del volcán Casita. LA PRENSA/ URIEL MOLINA

Josefina Murillo, el ángel del volcán Casita

En 1998 la sicóloga Josefina Murillo encabezó por su cuenta un exiguo grupo de colegas para llevar consuelo a los sobrevivientes del deslave del volcán Casita

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: