Condenan a pareja de adultos mayores por apoyar protestas en San Rafael del Sur

Según sentencia judicial emitida por la juez único de ese municipio Daricelia Dávila, el matrimonio tendrá el municipio por cárcel, es decir se podrán desplazar por todo el casco urbano y sus comunidades

La pareja de adultos mayores autoconvocados que fueron condenados por el orteguismo. LA PRENSA/ ARCHIVO

La pareja de adultos mayores autoconvocados de San Rafael del Sur que fueron condenados por el orteguismo. LA PRENSA/ ARCHIVO

La doctora Dulce María Sánchez Maldonado,de 59 años fue condenada hoy a dos años de cárcel, mientras su esposo David Pavón Jirón, de 58 años, fue condenado a dos años y nueve meses de prisión, por supuesta obstrucción de funciones y falta de respeto a la autoridad.

Ambos apoyaron las manifestaciones y tranques en protesta contra el régimen de Daniel Ortega en San Rafael del Sur, municipio de Managua.

Cuando la pareja fue detenida por la policía orteguista que llegó al municipio desde la capital, el 5 de julio, fueron golpeados por defender a quienes estaban protestando en el tranque ubicado en la comunidad El Salto.

Prohibido ir a Managua

Según sentencia judicial emitida por la juez único de ese municipio Daricelia Dávila, el matrimonio tendrá el municipio por cárcel, es decir se podrán desplazar por todo el casco urbano y sus comunidades, excepto salir hacia otro municipio o departamento.

Mientras se leía la sentencia, en las afuera de los juzgados patrullas y varios policías aguardaban la decisión de la judicial.

Según algunos pobladores, el propósito de judicializar y condenar a la doctora Sánchez es para sacarla de la política, ya que ella ha corrido como candidata a alcaldesa por el partido liberal.

En el municipio se habían colocado al menos tres tranques, al inicio de la protesta en abril en demanda de democratización y justicia en Nicaragua, los cuales estaban ubicados en El Salto, La Llansa, en la entrada a la Colonia Canadá, pero solo el primero había permanecido, hasta julio cuando la policía orteguista lo llegó a desmantelar con violencia.

Pobladores denuncian que el hostigamiento de agentes antimotines, en el pueblo continúa, ya que andan armados en motos por las calles, intimidando.