El capricho de Daniel Ortega por mantenerse en el poder hunde la economía de Nicaragua

La proyección de crecimiento para 2022 es de 2.52 por ciento, para nada cercano al 5 por ciento que se registró entre 2010 y 2017.

Daniel Ortega, Nicaragua

El dictador Daniel Ortega en un acto partidario. LA PRENSA/ ARCHIVO/ TOMADO DE PRESIDENCIA

Aunque el régimen Ortega-Murillo insiste en que el país volvió a la normalidad, la propuesta de Presupuesto General de la República 2019 refleja que su falta de voluntad para encontrar una salida hará estragos no solo el próximo año, sino también hasta más allá de su período, que concluye oficialmente en 2022.

La proyección de crecimiento para 2022 es de 2.52 por ciento, para nada cercano al 5 por ciento que se registró entre 2010 y 2017.

El régimen envió este lunes a la Asamblea Nacional un proyecto presupuestario 2019 debilitado, si se compara con el que se aprobó inicialmente en 2018, es decir antes de la masacre orteguista.

Le puede interesar: Daniel Ortega acusa de injerencista e irrespetuoso al presidente de Costa Rica

El proyecto de presupuesto del próximo año contempla en ingresos totales (recaudación más donaciones) 71,769.6 millones de córdobas, inferior a los 84,196.9 millones de córdobas contemplados para este año antes del estallido de la crisis.

La dictadura prevé en gastos 80,014.52 millones de córdobas, inferiores a los 87,125.7 millones de córdobas contemplado en el presupuesto aprobado antes de la masacre, causada por la represión del régimen que ha dejado entre 322 y 513 nicaragüenses asesinados.

El proyecto presupuestario refleja que el régimen desde el estallido de la crisis le ha tocado lidiar con crecientes déficits, pese a su discurso de la supuesta “normalidad”.

Lea además: Gobierno de Costa Rica llama a cese de la represión y detenciones arbitrarias en Nicaragua

El Presupuesto General de la República aprobado originalmente para 2018 contemplaba un déficit, después de donaciones, de 2,928.7 millones de córdobas, pero en la propuesta de presupuesto para 2019 dicho hueco se eleva a 8,244,9 millones de córdobas.

Endeudará más al país

El régimen pretende compensar esta carencia de recursos con emisión de deuda. Para 2018, el presupuesto original contemplaba la emisión de 3,155 millones de córdobas en deuda. Para 2019, la meta es colocar 11,264.2 millones de córdobas.

Según análisis realizado por el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), por primera vez en muchos años el Gobierno decide financiar la mayor parte de ese déficit presupuestario con emisión de deuda interna.
La falta de capacidad del régimen para cubrir los egresos del país se disparó como consecuencia de la reducción de los ingresos fiscales, donaciones y préstamos.

Lea también: Monseñor Silvio Báez denuncia “diabólica” práctica estatal de pagar para matar opositores

Pero el déficit proyectado inicialmente se había incrementado desde el inicio de la crisis, el 18 de abril, por lo que en agosto el Ministerio de Hacienda y Crédito Público solicitó a los diputados de la Asamblea Nacional una reforma presupuestaria en la que trató de cerrar esa brecha.

Además, para evitar que la propuesta de presupuesto 2019 refleje la verdadera magnitud del impacto de la pérdida de capacidad para cubrir los gastos del país, la propuesta incluye un ajuste discrecional adicional a la reforma que redujo los ingresos para “achicar” el déficit.

Ese ajuste discrecional permitirá, por ejemplo, que en lugar de que se perciba el déficit real de 181.5 por ciento solo se refleje el 8.5 por ciento en 2019.

Economía caerá 4%

La propuesta de presupuesto también admite que este año el Producto Interno Bruto (PIB) registrará una contracción de 4 por ciento. Dicha proyección coincide con la presentada la semana pasada por el Fondo Monetario Internacional y la que desde hace varias semanas anunció la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social.

Además: Enimex retorna el país a los 80, según analistas

Esta caída de 4 por ciento en 2018, según el régimen, “significará perder alrededor de nueve puntos porcentuales en relación a la estimación de crecimiento en alrededor del 4.9 por ciento previa al intento de golpe de Estado”.

La propuesta de presupuesto 2019 también incluye proyecciones para los próximos años y son las mismas del FMI, que prevé una caída de 1.01 por ciento en 2019.

En 2020 se retomaría la senda del crecimiento con una expansión de apenas 1.04 por ciento, al año siguiente el crecimiento alcanzaría el 2.02 por ciento. Y en 2022, cuando de no lograrse una salida adelantada del dictador Daniel Ortega, iniciará un nuevo período presidencial el PIB crecerá 2.52 por ciento.

Culpa a “golpistas”

Según el régimen, entre 2018 y 2022 como consecuencia de los “actos de violencia y terrorismo” provocados por el intento de golpe de Estado, la reducción en la recaudación le provocará al Gobierno Central pérdidas por 3,356.4 millones de dólares (119,183.7 millones de córdobas).

Más en: Tomatierras desalojados: “El comandante Daniel Ortega está caído. No hay voto ya”

“Estos recursos no podrán recaudarse por parte del Gobierno Central, debido a que las familias no podrán generar los niveles ingresos que seguramente podrían haber logrado por su trabajo en las condiciones de seguridad y estabilidad en las que se venía operando”, dice el proyecto de presupuesto.

Además el ejecutivo se prepara para fortalecer la recaudación de impuestos a través de la “racionalización del gasto tributario y la focalización de los subsidios” y, para garantizarlo, considera “imprescindible consensuar e implementar en 2019” una reforma a la Ley de Concertación Tributaria (LCT).

El fuerte recorte de los ingresos impactará al Programa de Inversión Pública, que el próximo ascenderá a 16,213 millones de córdobas, inferior a los 17,671 millones de córdobas previstos para este año tras la reforma presupuestaria de agosto. En ese mes el Programa de Inversión Pública se redujo 18.5 por ciento comparado con los 21,689 millones de córdobas que se habían aprobado inicialmente. Es decir que si el programa de 2019 se compara con el inicial, este acumula una reducción de 5,476 millones de córdobas.

Detalle de pérdidas

384.5 millones de dólares perderá en 2018 el Gobierno Central como consecuencia de la caída en las recaudaciones, según el proyecto de Presupuesto 2019.

Le puede interesar: Daniel Ortega pisotea los derechos de los trabajadores estatales

633.5 millones de dólares es lo que proyecta dejará de recaudar el Gobierno en 2019.

746.9 millones de dólares dejará de percibir el Gobierno Central en 2020 debido a la caída de la recaudación.

860.8 millones de dólares es la pérdida que se proyecta registrará en 2021 el Gobierno Central.

978.5 millones de dólares se perderán en 2022 todavía como consecuencia de la crisis que enfrenta el país. En total, entre 2018 y 2022, se perderían 3,356.4 millones de dólares.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: