Empresario José Dolores Blandino: «Creció Nicaragua económicamente, pero nos descuidamos en la democratización»

José Dolores Blandino miró caer al suelo a Matt Andrés Romero, el adolescente que fue asesinado en la marcha que pasó por el mercado Iván Montenegro, el 23 de septiembre.

Managua 16 de Octubre 2018 José Dolores Blandino, uno de los detenidos ilegalmente en plantón en Camino de Orientes, por paramilitares y policias. Foto Jader Flores/ LA PRENSA

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

El empresario José Dolores Blandino Arana, de 65 años, salió fortalecido de las cárceles de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), mejor conocidas como El Chipote, pese al horror que vivió durante su detención el domingo, la impotencia de no poder defender a las mujeres que fueron arrastradas por la Policía en Camino de Oriente y la humillación que sintió por haberse tenido que desnudar junto a otras personas.

Blandino, oriundo de La Libertad, Chontales, es el tercer director de la Cámara Nicaragüense de la Construcción, de profesión Ingeniero Civil. Su participación en las marchas y su detención este domingo y posterior liberación el mismo día, se ha destacado porque es el padre de Xiomara Blandino, Miss Nicaragua 2007  y actual pareja de uno de los hijos del dictador Daniel Ortega, Juan Carlos Ortega Murillo.

Sin embargo el empresario es crítico con Daniel Ortega y dijo que, mientras  estuvo preso, envió un correo a su familia para decirles que no lo sacaran. Antes de su detención, Blandino participó en cuatro marchas que fueron atacadas con armas de fuego en Managua. Miró caer al suelo a Matt Andrés Romero, el adolescente que fue asesinado en la marcha que pasó por el mercado Iván Montenegro, el 23 de septiembre, en Managua. También vio al criminal que le disparó al muchacho, un encapuchado rodeado de policías que no hicieron nada para detener ese crimen.

El domingo que fue detenido en Camino Oriente junto a 37 personas más, llegó al lugar con su esposa Gioconda Artola, quien siempre lo acompaña en las marchas. Ella logró refugiarse en una farmacia, pero a él no le gusta correrse.

Blandino fue arrastrado por los policías, lo tiraron a la tina de una camioneta Hilux y después lo pasaron a un microbus de donde logró sacar la cabeza y el puño para gritar «patria libre, patria libre», en una emblemática imagen que quedó registrada en un video que se hizo viral.

«El policía, con una expresión diabólica, se me tiró encima, me agarró la bandera (nacional azul y blanco) y la tiró al piso. Yo soy amante de mi bandera, toda la vida la he defendido. Me dolió mucho, me sentí pisoteado también», relató Blandino.

El empresario recuerda que, desde sus días de estudiante, en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) participó en las protestas estudiantiles entre 1972 y 1976.

Muchos años después, Blandino volvió a las calles a protestar por la muerte de estudiantes, trabajadores, padres de familia, niños, policías. Por todos ellos pide justicia, aseguró el empresario. Según organismos de defensa de derechos humanos, entre 322 y 512 personas han muerto desde el 19 de abril, por la represión policial y paramilitar contra las protestas civiles que demandan la salida de Daniel Ortega del poder. Ortega solo reconoce 199 muertos, que identifica como policías y simpatizantes de su gobierno, y la crisis la atribuye a un golpe de Estado.

Le puede interesar: Gobierno se niega a ver crisis humanitaria en Nicaragua

Reconoce el error como empresario

Como empresario se arrepiente de no haber actuado antes por el respeto a la democracia y solo se dedicó a seguir buscando licitaciones para su empresa, que nunca obtuvo, porque «siempre todo estaba amarrado».

«Yo siempre estuve a favor de una democracia. Cada día veía con más repulsa la participación de nuestras empresas, nuestro Consejo Superior de la Empresa Privada en algo que no hice bien. Generar empleos fue una misión de los empresarios, creció Nicaragua económicamente, pero nos descuidamos en la democratización», dijo Blandino.

Su hija Xiomara

Su hija, la exMiss Nicaragua, lo llegó a ver a la casa después que lo liberaron. Blandino quiso dejar claro que no salió por mediación de su hija, sino por su avanzada edad. Él fue de los primeros ocho en salir el mismo domingo que fueron detenidos. Los otros fueron: Marlen Auxiliadora Chow Cruz, Alba Luz Aragón Dávila, Ramiro Eduardo Lacayo Deshón, Nena Gisela Morales, Arlin Elías Martínez Luna, Eliam Stiven Martínez González y Douglas David Díaz Obando.

Reiteró sin dar mayores detalles que tuvo la oportunidad de mandar un correo electrónico, cuando estaba en la cárcel, a su familia en el que les pidió que no lo sacaran y que quería ser el último en salir. Su hija Xiomara le contestó ese correo manifestándole que «siempre he respetado lo que usted me dice».

Sobre su hija Xiomara, el señor Blandino solo puede decir que la ama infinitamente.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: