Zona de Strikes: Nada detiene a los Medias Rojas de Boston

Boston se ha situado a cuatro victorias de coronarse en la Serie Mundial, después de una fenomenal temporada y una prodigiosa labor en los playoffs

Edgard Rodríguez C.

Boston luce imponente.

A través de los días hemos observado la progresión de un equipo que parece destinado a la grandeza. Y tras una prodigiosa actuación en la postemporada, la gloria de octubre da la impresión que le espera con los brazos abiertos.

Es difícil no admirar todo el trabajo de los Medias Rojas, un equipo que mostró un equilibrio estupendo y que no ha hecho otra cosa que arrasar con sus oponentes, mientras destruye escepticismos e ilusiona a sus seguidores.

Boston ya está en la Serie Mundial y debe ser favorito para ganarla. De conseguirlo, sería su cuarto título en los últimos 15 años, luego de imponerse en 2004, 2007 y 2013, nada mal, después de un extenso ayuno de 86 años sin obtener una victoria.

Lo más impresionante de los Medias Rojas ha sido una consistencia increíble. Primero impusieron una marca de victorias para su franquicia (108), luego se deshicieron de los Yanquis con facilidad y también dejaron a Houston en el camino. ¿Qué más se les puede pedir?

Solo faltan cuatro triunfos para alcanzar la meta y después de lo mostrado ante los Astros, no se ve nada que los pueda detener. El bateo se ha mantenido agitado, los lanzadores respondieron y la defensa saltó a otro nivel.

Mookie Betts fue la chispa a través de la temporada con J. D. Martínez como un líder indiscutible. Pero a ellos se unieron Andrew Benintendi y Xanders Bogaerts, mientras Jackie Bradley Jr. quien pasó oculto en la campaña, sacó la garra ahora en los playoffs.

Incluso, David Price, un tirador bajo escrutinio por sus dificultades para ganar en la postemporada, reaccionó a tiempo y Boston luce más fiero que de costumbre ahora, ya de frente a la Serie Mundial, que iniciará este martes en el Fenway Park.

El mejor equipo de este año, está a punto de alcanzar la meta. Ya está en la tierra prometida. Solo le separan cuatro victorias y no se ve quien pueda impedírselo. Ciertamente un gran año. Solo falta la cereza en el pastel.

Sigue a Edgard Rodríguez en Twitter: @EdRod16

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: