El doctor José Luis Borgen (izquierda) acompañó a su colega José Antonio Vázquez (derecha) quien fue arrestado por participar en una protesta contra el Gobierno. LA PRENSA/U.MOLINA

El médico que trataba de salvar vidas y terminó despedido

Mientras un estudiante universitario se debatía entre la vida y la muerte un médico dijo: “Hay que succionarle el cerebro para que quede inutilizado, porque de todas maneras este estúpido no sirve para nada”, quienes estaban en la sala de operaciones quedaron estupefactos

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: