Gustavo Martínez fue un factor desequilibrante para los Dantos

Martínez, ganador del juego del campeonato de los Dantos, sin permitir carrera en 12.2 entradas en dos salidas, fue elegido el Jugador Más Valioso.

Gustavo Martínez ganó juegos claves para los Dantos. LA PRENSA/MANUEL ESQUIVEL

Gustavo Martínez, ganador del juego del campeonato de los Dantos, sin permitir carrera a lo largo de 12.2 entradas en dos salidas, fue elegido el Jugador Más Valioso de la Serie Final, y aunque la Maquinaria Roja funcionó a todo vapor en todas sus áreas, con hermético picheo y explosiva ofensiva, sin dudas Gustavo fue una pieza desequilibrante.

Martínez también se distinguió en ronda anterior, al ganar el partido ante la Costa que colocó a los Dantos en la gran final.  El veterano lanzador derecho de origen dominicano, nacionalizado nica, se enchufó a tiempo, luego de varias salidas intermitentes en la que perdió en control de sus disparos, pero jamás la confianza. Es un fiero competidor por naturaleza.

En la final, Martínez logró la victoria en el segundo juego, evitando que el Bóer nivelara la serie, con seis entradas sin permitir carrera, y se creció en el quinto desafío. Apenas le batearon para .128 (39-5) y no le hicieron carrera para dejar su efectividad en 0.00, mientras regalaba cuatro bases, con tres golpes y siete ponches.

¡Qué dupleta!

Al iniciar la serie, todas las miradas eran para Wilton López y Fidencio Flores, la formidable dupleta de abridores que capturó el Bóer en las rondas de refuerzos y que prácticamente catapultó de favorito a la tribu. Sin embargo, fueron Jorge Bucardo y Gustavo Martínez quienes se llevaron la gloria.

Bucardo derrotó dos veces a Wilton, quien nunca había perdido dos partidos en finales, y Martínez superó en otras dos ocasiones a Fidencio. Mientras Wilton-Fidencio se unieron para registrar balance de 0-4 con efectividad de 8.40, la dupla Bucardo-Martínez tuvo 4-0 y 1.03.

Dos cañones

Rafael Estrada fue el mejor bateador de la serie con promedio de .600 (20-12) y finalizó en las dos rondas de playoffs con .429 (42-18).

Lea además: «Boricua» Jiménez: «creo que estaremos por muchos años en el primer lugar»

Sin embargo, Omar Mendoza fue el mejor de los Dantos sumando las dos series de la Maquinaria Roja. Bateó .500 (12-6) ante la Costa y .429 (21-9) contra el Bóer para totalizar 15 imparables en 33 turnos, para un alucinante .455, impresionante  para un chavalo de 20 años que hacía su debut en estas series.

Seis coronas

Los Dantos ganaron su sexto título en 22 años de historia, o sea ha ganado el 27 por ciento de los torneos en los que han participado, desplazando a León en eficiencia, porque los felinos llevan 12 títulos en 48 años, para un 25 por ciento.

Algo que también resalta en las coronas de la Maquinaria Roja es que todas las han concretado en Managua. Las cinco primeras en el viejo Estadio Nacional y esta última en la nueva catedral del beisbol nacional.

El scouteo

Los Dantos pusieron atención a todos los aspectos del juego y  estudiaron videos del Bóer, además de contratar a los lanzadores Wilfredo Pinner, de la Costa, y Marlon Altamirano, del Rivas, quienes de acuerdo al mánager Antonio “Boricua” Jiménez, hicieron un estupendo trabajo de scouteo durante los partidos de la final.

A propósito del “Boricua”, ganó su primera final como mánager y se unió a César Jarquín, Omar Cisneros y Cruz Ulloa como los estrategas que han llevado a la Maquinaria Roja a la cima.

Seis títulos

En un alarde de eficiencia, los Dantos han ganado seis series finales de ocho en las que han participado.  La primera final de la Maquinaria Roja fue en 1982 y la perdió contra Rivas, pero luego se coronó en 1985 ante Granada,  1987 frente al Bóer y 1988 contra la Costa, antes de patinar en 1990 contra León. Rápidamente se repusieron y en 1991 vencieron a Chinandega, para en la nueva etapa  doblegar al Bóer en 2016 y 2018.

Feroz cañoneo

64 hits y 41 carreras marcaron los Dantos en los cinco partidos ante el Bóer, a razón de 13 imparables  y 8 anotaciones por encuentro.