Randy Pondler entusiasmado porque jugará en la Liga Profesional

Nadie tiene una bola de cristal, pero Pondler está entregado de lleno a su desarrollo que calcula que en dos o tres años podría llegar a las Grandes Ligas.

El costeño Randy Pondler jugará por primera vez en nuestra Liga Profesional. LA PRENSA/FOTO TOMADA DE CANADIAN BASEBALL NETWORK

El zurdo costeño Randy Pondler ha emergido como uno de los principales prospectos de Nicaragua en las Ligas Menores, creciendo con velocidad en la organización de los Azulejos de Toronto, la que por primera vez  le autorizó para jugar en Nicaragua.

Me siento emocionado de jugar por primera vez en Nicaragua. Yo venía pidiendo el permiso desde hace dos años, pero me lo habían negado. Como este año me lesioné en el spring training y no lancé la cantidad de innings que esperaban, entonces me dejarán tirar en el país, porque además será una liga corta”, apunta el tirador de 21 años de edad, originario de Laguna de Perlas.

Pondler debutó como profesional en 2016 en la Liga de Verano de República Dominicana y ese mismo año saltó a la Rookie en los Estados Unidos. Inicialmente era valorado como un relevista zurdo situacional, o sea de esos que entran a resolver una dificultad contra bateadores de su mismo perfil, pero en los últimos dos años se ha desarrollado en gran forma y ahora es un abridor con expectativas.

El año pasado, Pondler ganó la distinción de Lanzador del Año de la Appalachian League, de categoría Rookie avanzada, capturando el liderato en efectividad con 2.51, y esta temporada volvió a pelear la cúspide en efectividad  en la Northwest League (Clase A corta) con 2.90.

Lea: Randy Pondler tuvo un gran repunte en esta temporada

“Me sentí súper bien este año gracias a Dios. Nada más espero seguir adelante. Fue un año de muchas experiencias en las Menores y espero seguir poniendo buenos número”, apuntó el zurdo.

Debe subir

Pondler tuvo la oportunidad de lanzar un partido en Clase A fuerte y otro en Doble A, como prueba de su alta valoración en la organización.

“Eso (lanzar en Doble A), fue una súper experiencia. Cuando me dijeron que iría a Doble A para lanzar un partido, me puse alegre, contento por hacer un buen trabajo y que vean que estoy preparado para cualquier llamado”, agregó Pondler, quien en tres temporadas en las Menores tiene efectividad de 2.89 en 168.1 entradas.

El siguiente paso de Pondler debería ser jugar en Clase A en 2019, sin embargo el zurdo aspira a más.

“No me han dicho nada, pero hice buenos número, así que creo que al menos podría lanzar en Clase A fuerte o Doble A. A los entrenadores de picheo les ha gustado mi trabajo”, afirma el costeño, que además de talento, tiene mucho optimismo.

La confianza no hace que Pondler despegue los pies de la tierra y está claro de las cosas en la que debe trabajar para seguir su camino a las Mayores.

“He venido trabajando en mi control. He mejorado mucho desde que firmé. Ahora ataco la zona de strikes, prefiero dominar rápido a los bateadores y no busco poncharlos para ahorrar picheos y lanzar más innings. Los entrenadores me dicen que les gusta que no tenga miedo a lanzar en cualquier situación del juego. Este año me enfoqué más en mejorar mis lanzamientos de rompimiento, especialmente el slider”, cuenta el zurdo de 6’2 de estatura y una bola rápida que se mueve entre las 90 y las 94 millas por hora.

También: Randy Pondler se abre paso en la organización de Toronto

“El año pasado llegue a tirar hasta a 96 millas por hora, pero este año estuvo enfocado más en mis lanzamientos de rompimiento y dominar Los extremos de la zona de strike. Voy a seguir trabajando duro, quiero seguir mejorando”, asegura.

“Voy a seguir trabajando duro y espero hacer una tremenda labor en Nicaragua para que los Azulejos lo miren y el próximo año me coloquen en una liga más fuerte”, afirma Pondler, acerca de sus expectativas de jugar en Nicaragua con el Bóer en la Liga Profesional.

Futuro

Nadie tiene una bola de cristal para estar seguro del futuro, pero Randy Pondler está entregado de lleno a su desarrollo que calcula que en dos o tres años podría llegar a las Grandes Ligas.

“Trabajo duro para estar listo para cualquier cosa. Voy a seguir así, enfocándome en las pequeñas cosas que debo mejorar, porque uno nunca sabe cuándo surge una oportunidad”.

El dato

2.89 es la efectividad de Randy Pondler en tres años en las Ligas Menores, en 168.1 entradas en 39 juegos, 27 de ellos como abridor, con balance de 15-8 y 117 ponches por solo 45 boletos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: