Gobierno recorta subsidio eléctrico en barrios y asentamientos

En el proyecto del presupuesto 2019, se le asigna a este rubro 880,000 córdobas, lo que implica una fuerte reducción de este beneficio que recibían familias de escasos recursos económicos.

Hasta la fecha, el INE no ha revelado cuántas personas se benefician con el susbisio electrico en barrios y asentamientos. LAPRENSA/ARCHIVO

El subsidio eléctrico que reciben los asentamientos y barrios económicamente vulnerables será reducido un 99.6 por ciento el próximo año, revela el proyecto del Presupuesto General de la República 2019.

Inicialmente en el presupuesto 2018 original se le había asignado al subsidio de energía en asentamientos 263.7 millones de córdobas, y con la reforma de agosto se le quitó 41 millones de córdobas, quedando con una asignación de 222.7 millones de córdobas.

Ahora en el proyecto del presupuesto 2019, se le asigna a este rubro 880,000 córdobas, lo que implica una fuerte reducción de este beneficio que recibían familias de escasos recursos económicos.

Lea: Economía se debilitará con la reducción de los subsidios eléctricos en el 2018

Según la Ley 554, Ley de Estabilidad Energética y sus reformas, el subsidio a los asentamientos y barrios económicamente vulnerables tiene sus días contados hasta el 2020, después de esta fecha se podría continuar el beneficio solo si se reforma nuevamente la ley.

Javier Mejía, especialista del Centro Humboldt, señala que la contracción del subsidio —en este contexto de crisis sociopolítica—, traería un problema serio, ya que ante la incapacidad de pago, muchas familias se conectaran a la red ilegalmente, lo que provocará que las pérdidas comerciales incrementen. Y si las pérdidas incrementan la distribuidora va elevar el porcentaje que es asumido por los usuarios a través de factura.

Mejía agregó que el recorte a este beneficio también va afectar el proyecto de normalización (legalización) que lleva a cabo la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), porque no tendrán ningún incentivo para legalizar.

Lea:Consumidores alarmados denuncian alteraciones en sus facturas de electricidad

Estadísticas del Instituto Nicaragüense de Energía (INE) detallan que desde el 2008 hasta junio del 2018, esta política de subsidio a los clientes de los asentamientos ha requerido el desembolso de 76.1 millones de dólares del Presupuesto General de la República.

En el 2008, que comenzó la política, el Estado desembolsó 6.8 millones de dólares. El año pasado dicho beneficio le costó al Estado 8.7 millones de dólares, 1.9 millones de dólares más que en 2008, cuando comenzó a otorgarse.
Hasta junio de este año este beneficio le ha costado al Estado, 4.8 millones de dólares. Cabe señalar que hasta la fecha se desconoce cuántos usuarios y asentamientos son beneficiados por esta política.

Juan Carlos López, coordinador del Centro Jurídico Social de Ayuda al Consumidor (CJSAC), señaló que el subsidio en los asentamientos cada año venía incrementando, al igual que el subsidio a la tarifa social, pero en el contexto que vive el país, esto es una mala noticia para las familias nicaragüenses.

Lea:Daniel Ortega le incumple al BID al no reducir pérdidas eléctricas en Nicaragua

Tarifa social

En el caso del subsidio a la tarifa social, que corresponde a un consumo residencial menor o igual a 150 kilovatios hora, el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) reportó que se invirtió 64.3 millones de dólares en ese tipo de subsidio a unos 830,983 clientes el año pasado. Hasta julio de este año, las cifras del INE indican que este beneficio ha costado 37.3 millones de dólares.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: