Gareth Bale asistió a Marcelo. LAPRENSA/EFE

El Real Madrid sufre más de la cuenta ante el Viktoria

El Real Madrid sigue en modo cadavérico. Un equipo que no termina de hacer combustión. Tocan, tocan, generan, generan y al final, sombras nada más

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: