Zona de Strikes: Boston no da tregua a los Dodgers

Boston recurrió al trabajo de equipo para tomar ventaja ante los Dodgers y luego Eduardo Núñez dio el golpe para la primera victoria en la Serie Mundial

Edgard Rodríguez C.

Boston golpea primero.

Estos Medias Rojas, que han reiterado en los playoffs esa firmeza industructible que exhibieron en la temporada regular, pasaron con buenas calificaciones, aunque no sin sufrimiento, una primera prueba en la Serie Mundial.

Se impusieron 8-4 a los Dodgers, pero ese marcador se abrió hasta en la recta final, disipando la asfixia que parecía que estrangularía a la clientela en el Fenway Park, que en lugar de eso, vivió un final alejado de preocupaciones.

No fue un partido fácil. El drama estuvo ahí por largo tiempo, mientras obligaba a los mánagers a permanecer muy atentos y a los fanáticos con el corazón crispado. Los dos equipos tuvieron chance de ganar, pero Boston resistió.

Tampoco fue una batalla de esas con héroes sobresalientes. En realidad se impuso el trabajo de equipo, algo en lo que Boston hizo énfasis este año, a pesar de J. D. Martínez y Mookie Betts, sus dos figuras más prominentes.

Hasta antes de la séptima entrada, en la que Eduardo Núñez apareció con un jonrón como emergente y estableció diferencias claras (8-4), el partido se había definido por detalles y no por el poder que tienen estos conjuntos.

Imprecisiones defensivas al arranque, doble plays que no se completaron, falta de comunicación en jugadas en el outfield, como en el doble de Andrew Benintendi en el séptimo y sofocación de los pilotos, fueron factores decisivos.

Vivimos la era en la que la analítica del juego se ha impuesto al instinto e intuición de los mánagers. Abridores que lanzan cuatro innings, formaciones defensivas especiales y line ups que dependen del pícher de turno.

Dave Roberts no hizo más cambios porque ya solo tenía lanzadores. Pero al inicio dejó fuera a Max Muncy, bateador de 35 jonrones y a Cody Bellinger, un artillero que mandó 25 pelotas a las tribunas. Así es el juego ahora.

Pero más allá de esos aspectos que dan otra cara al juego, la pelota que se jugó anoche en Boston fue de alto nivel y eso es un buen indicio para el aficionado que no solo desea saber quién ganó, sino también cómo lo hizo.

La primera batalla la ganan los Medias Rojas y Alex Cora se impone a los Dodgers y a su colega Roberts. Un buen equipo por muy talentoso que sea, requiere de un mánager competente y eso ha sido Cora para Boston.

Benintendi, quien se fue de 5-4, con tres anotadas, fue el jugador más destacado del partido. El más productivo Núñez con su jonrón de tres carreras en el séptimo, mientras Martínez reiteraba su nivel con dos remolques que en su momento dieron ventaja a los Medias Rojas.

Matt Barnes, el primero de cinco relevistas utilizados por Boston, fue el ganador, mientras que Kershaw tropezaba de nuevo en playoffs, dándole material a quienes cuestionan su inhabilidad para brillar en la postemporada.

Kershaw lanzó cuatro entradas de siete hits y cinco carreras, mientras que Chris Sale, quien terminó sin decisión, lanzó también cuatro innings de cinco hits y dos anotaciones con siete ponches propinados.

Sigue a Edgard Rodríguez en Twitter: @EdRod16

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: