Extranjeros «rematan» sus propiedades en zonas turísticas para irse de Nicaragua

La crisis sociopolítica está generando la venta casi en masa de propiedades en manos de extranjeros en zonas turísticas de alta plusvalía

propiedades, Nicaragua

Las valiosas propiedades costeras desde playa El Coco, en San Juan del Sur, hasta cerca del sector de El Astillero, en Tola, están en venta. LAPRENSA/R. VILLARREAL

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

La crisis sociopolítica actual no solo está generando la caída estrepitosa en el precio de la tierra en Nicaragua, sino también la venta casi en masa de propiedades en manos de extranjeros en zonas turísticas de alta plusvalía, que buscan irse del país.

A inicios de 2018 la vara cuadrada en las zonas turísticas de León, Granada y Rivas podía superar los quinientos dólares, y con el auge del turismo y la expansión de las urbanizaciones el negocio de bienes raíces se hacía cada día más rentable en Nicaragua.

Lea además: PIB cayó 4.4% en pleno apogeo de la crisis sociopolítica en Nicaragua

Sin embargo, seis meses después, el panorama es otro, ya que la crisis sociopolítica que vive el país habría incidido en que el precio cayera hasta un 40 por ciento, señaló el valuador Norman Bonilla.

El valuador explica que las invasiones de tierras —que iniciaron a mediados de mayo— fueron el primer detonante para que el precio cayera, pero lo peor del caso es que hoy el negocio se ha estancado por falta de compradores.
“El negocio está frío, los procesos de ventas que se están haciendo ahorita son aquellos que quedaron pendiente antes que iniciara la crisis, ya no hay interés de invertir en tierra, porque hay mucha incertidumbre, no hay seguridad jurídica y aunque las invasiones se han frenado la gente tiene mucho temor de comprar”, dijo Bonilla.

El valuador estima que el sector fue uno de los primeros en sentir el impacto de la crisis, pues el negocio de bienes raíces está íntimamente ligado con el turismo, de tal manera que muchas tierras habían sido compradas por extranjeros para establecerse en Nicaragua para poner un negocio o para agricultura, o bien simplemente para vacacionar.

Puede leer: Aerolínea canadiense cancela 24 vuelos chárter a Nicaragua

La crisis que vive el sector de bienes raíces es visible en las ciudades más turísticas del país: Granada, León y San Juan del Sur.

Muchos extranjeros que habían comprado e invertido sumas millonarias en remodelaciones se fueron de Granada.
LAPRENSA/L. VARGAS

Negocio de bienes raíces deprimido en Granada

En Granada el negocio de bienes raíces enfrenta un mal momento, tras la ausencia de compradores de propiedades y de personas interesadas en alquilar una casa. Según un diagnóstico realizado por LA PRENSA, la fuga de capital de inversionistas extranjeros ha tenido una caída estrepitosa.

El mercado de la compra y venta de casas se detuvo en un 50 por ciento y, según varios consultados dedicados a este negocio, han tratado de sortear la situación para no dejar en el desempleo a las personas que dependen de forma directa e indirecta de este rubro.

También: La represión de Daniel Ortega generó pérdidas económicas tres veces mayores a las del huracán Mitch

En las calles de Granada se pueden ver muchos rótulos, de propiedades en venta y en alquiler, pero no hay clientes.
Marlon Sánchez, dueño de la empresa Remodelaciones, Mantenimiento y Administración de Propiedades, Johnsat SA, que ha realizado ventas millonarias en Granada, dijo que se ha “disminuido sustancialmente la demanda de arrendamientos y compraventa de propiedades”. No obstante, afirmó tener fe que en diciembre mejore su comportamiento. “Administramos propiedades de extranjeros y les damos mantenimiento, pero ahora hay muchas casas vacías”, confió Sánchez.

Puede leer: La competitividad de Nicaragua se fue a la cola del istmo

También refirió que a pesar de la incertidumbre que hay, este puede ser el mejor momento para comprar y el peor para vender. “Hay inversionistas que aprovechan estos tiempos para hacer la mejor compra. Pueden cerrar una compra de cien mil dólares, de una propiedad que vale trescientos mil. Además esta situación puede cambiar en cualquier momento y se puede vender más cara”, reflexionó Sánchez.

Extranjeros ponen en ventas sus propiedades

En Rivas los inversionistas extranjeros que han optado por deshacerse de sus inversiones o proyectos turísticos recurren a agencias de bienes raíces, y se van a sus países a la espera de que aparezca un comprador y poder recuperar parte de su dinero invertido en el país, explicó un agente de bienes raíces.

Aunque no hay un registro oficial de cuántas propiedades de extranjeros están en venta, solo una agencia de bienes raíces consultada por LA PRENSA tiene en oferta cerca de setenta propiedades ubicadas en las costas de San Juan del Sur y Tola.

Lea: El capricho de Daniel Ortega por mantenerse en el poder hunde la economía de Nicaragua

Entre las propiedades en venta hay hoteles, condominios, apartamentos, casas de playa, lotes de terrenos, fincas y terrenos rústicos, que habían sido adquiridos por extranjeros, y hoy sienten temor y no están de acuerdo con la represión que vive el país.

Las millonarias propiedades costeras se ubican desde playa El Coco, en San Juan del Sur, hasta cerca del sector de El Astillero, en Tola.

“Tenemos el negocio cerrado, porque no hay clientes, tuvimos que despedir a todo el personal, solo hay dos para mantenimiento, los dueños de estos negocios se han ido del país, por recomendación de sus gobiernos, y todo el hotel está en venta”, dijo el administrador de un hotel de playa, ubicado al norte de San Juan del Sur, que prefirió no ser citado por temor a represalia.

En Rivas están de venta hoteles, condominios, apartamentos, casas de playa, lotes de terrenos y fincas, que habían sido adquiridos por extranjeros y que ahora planean irse tras el estallido de la crisis.
LAPRENSA/R. VILLARREAL

Según este administrador, el hotel con piscina y todo su mobiliario está valorado en más de dos millones de dólares, pero su propietario tiene dos meses de tenerlo en venta, con un precio de 1.3 millones de dólares, y nadie lo ha querido comprar.

En un recorrido que hizo LA PRENSA en León, se puede observar en los diferentes barrios y avenidas de la Ciudad Universitaria rótulos donde los dueños de propiedades las están vendiendo. Al menos más de cincuenta viviendas se pueden apreciar en el municipio con el rótulo “Se vende esta casa”.

También: Exportadores ticos con pérdidas millonarias por crisis en Nicaragua

“La situación aquí está dura, no hay trabajo, tenemos familia, todos los días tenemos que comer”, confesó Alfredo Gutiérrez, de 55 años, quien vende su propiedad en 45 mil dólares. La casa está ubicada en el barrio Ermita de Dolores.

Otra de las que tiene en venta su propiedad es Elba Salazar, de 40 años, quien tiene como objetivo emigrar. Las personas están utilizando las redes sociales para ofrecer sus propiedades.

Cae precio de alquiler

No solo la venta de propiedades se ha venido abajo, la renta no se queda atrás, ya que en zonas turísticas el alquiler ha bajado entre un 50 y 70 por ciento, estimó el valuador Norman Bonilla. “Los precios de las rentas están por el suelo, los precios han bajado del 50 al 70 por ciento, eso se observa más en zonas turísticas como León, Granada y San Juan de Sur. Es decir que toda la gente que dependía del alquiler está teniendo serios problemas, al punto que se han quedado sin empleados y los dueños hacen de cura y sacristán”, dijo.

Propiedades en prendas

A lbino González Zambrana, presidente de la Cámara Nicaragüense de Valuadores (Caniv), coincide con Norman Bonilla al afirmar que la crisis sociopolítica que enfrenta el país ha generado serios problemas al sector, que en los últimos años venía creciendo.

“En general, en todo el país se ha sentido una disminución del valor del mercado de los inmuebles porque no hay compradores, hay un estancamiento del mercado y eso es grave porque afecta a todo el sistema económico; no solo es que las propiedades valen menos, hay muchas propiedades que sirven de respaldo de línea de crédito, de fianza, de prendas del sistema financiero y eso afecta las relaciones de los mismos con las instituciones, es un tema delicadísimo”, sostuvo González.

Lea: FMI: Nicaragua volverá a crecer 4% hasta 2022 y recuperación de la crisis será lenta

El fenómeno observado en Rivas, Granada y León es que muchas propiedades que están en ventas son de extranjeros.

“La gente está vendiendo de forma rápida su propiedad, eso es resultado de un valor de no mercado, es decir un valor especial, se le aplica este concepto cuando la venta se hace porque tenés una necesidad, necesitás el dinero ya, entonces es un valor de no mercado, esto está pasando sobre todo en personas no nicaragüenses que habían invertido en el país y han retornado a su país de origen, pero definitivamente el valor de mobiliario está estancado, la verdad es que nosotros no podemos negar la realidad, porque los avalúos son parte de la economía”, dijo González.

(Con la colaboración de Eddy López).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: