Población debe ser más consciente para evitar cruzar ríos desbordados

El temporal ha dejado 19 muertos, la mayoría, por intentar cruzar ríos o quebradas desbordados. Por ello, experto en gestión de riesgo recomienda crear mayor conciencia sobre el tema

En los municipios de El Cuá, Pantasma y comunidades como San Gabriel los puentes están rebalsados por las lluvias, haciendo casi inaccesible el tránsito por ellos, según los pobladores. LA PRENSA/ Cortesía

En los municipios de El Cuá, Pantasma y comunidades como San Gabriel los puentes están rebalsados por las lluvias, haciendo casi inaccesible el tránsito por ellos, según los pobladores. LA PRENSA/ Cortesía

Aunque las lluvias registradas hasta la fecha no han provocado daños tan evidentes como en 2017, un total de 19 personas han muerto (4 por un deslave), la mayoría, por imprudencia al cruzar ríos desbordados, lo que obliga a promover mayor sensibilización respecto al tema.

Abdel García, especialista en gestión de riesgo del Centro Humboldt, explicó que la población cree que debido a que conoce la zona pueden atravesar un río desbordado, pero no están conscientes de todo lo que viaja en la corriente.

Pese a que el Sistema Nacional para la Prevención Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) ha destacado los múltiples simulacros que realizan a nivel local y nacional, García explica que no son suficientes y que se debería de ser más riguroso para que la población reciba los mensajes de concienciación sobre el peligro de cruzar ríos crecidos, que protejan a su familia, que conozcan los indicadores para reconocer los riesgos.

Dentro de esos indicadores se incluyen señales que muestren cuando una persona se encuentra en un punto de deslizamiento o en un punto de crecida de ríos, y con ello, lograr que los ciudadanos se expongan.

Lea además: Más de tres mil familias afectadas por las lluvias en Nicaragua 

Sin embargo, para establecer estos indicadores de precaución, antes se debe contar con un estudio del territorio, además del comportamiento de eventos naturales y su impacto.

Por ejemplo, un río no se escurre de la misma forma que hace 30 años, explica García, debido a que las cuencas han sido alteradas y las lluvias son demasiado concentradas. Es necesario redefinir los nuevos umbrales de referencia para inundaciones, normas históricas, entre otros, indicó.

En octubre de 2017, 26 personas murieron, muchas fueron arrastradas por bravas corrientes cuando intentaron atravesarlas.

En ese mismo mes, el país sufrió el embate de tres fenómenos al mismo tiempo; dos bajas presiones, una en el Caribe y otra en el Pacífico, además de un frente frío.

Una situación similar se vivió este año, debido a la incidencia de bajas presiones, las cuales descargaron lluvias que dejaron acumulados de agua de hasta 300 milímetros en departamentos como León y Managua.

Puede leer: Tres fenómenos climáticos castigan a Nicaragua 

No obstante, García explica que las lluvias de este 2018 encontraron las fuentes superficiales de agua vacías, ya que los meses anteriores de la estación lluviosa no habían sido tan buenos, e incluso, en algunas zonas la canícula se extendió.

Esas condiciones son contrarias a la de 2017 que se registraron picos altos en todos los meses del invierno. Por ello, cuando llegaron las bajas presiones en octubre, afectó mucho más a la población, en especial a la zona sur del Pacífico.

Pese a que los últimos fenómenos meteorológicos han descargado más de 200 milímetros de agua en algunos departamentos, cuando cayó la lluvia en varias zonas del país, las precipitaciones se habían ausentado por más de una semana, y la canícula se había extendido, explicó García.

Es decir, que las precipitaciones que empezaron a ser más frecuentes e intensas después del 15 de septiembre, encontraron suelos secos, contrario al 2017, donde todos los meses antes de octubre ya presentaban picos altos en cuanto a la cantidad de precipitaciones que había

Más ondas tropicales

De acuerdo con el agrometeorólogo del Centro Humboldt, Agustín Moreira, se esperan precipitaciones de leves a moderadas durante la tarde de este martes, las cuales corresponden a la temporada normal. Asimismo, indicó que una nueva onda tropical se acercará al territorio nacional, se espera que el miércoles este próxima al Caribe.

También: Decretan alerta roja en ocho departamentos y el Caribe por las lluvias 

También explicó que los eventos naturales que se habían presentado en semanas anteriores han cesado debido a que no hay influencia de formaciones ciclónicas en los océanos.

Contrario a octubre de 2017, durante este año aún no se ha reportado la presencia de frentes fríos, los que tradicionalmente bajan hasta el territorio nacional en el mes de noviembre.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: