Eduardo Núñez salió del frío banco a calentar el Fenway Park de Boston

No hubo duelo de picheo entre los considerados mejores lanzadores zurdos del beisbol, Clayton Kershaw, de los Dodgers, y Chris Sale, de Boston.

Eduardo Núñez conectó un valioso jonrón de emergente para Boston. LA PRENSA/EFE

Lejos de congelarse con la temperatura de 9 grados centígrados en Boston, Eduardo Núñez le prendió fuego al Fenway Park con una brutal línea que pasó silbando sobre el Monstruo Verde, para un desequilibrante  jonrón de tres carreras en la séptima entrada, que le sacó el aire a los Dodgers y dirigió a los Medias Rojas a la victoria 8-4 en el primer juego de la Serie Mundial de las Grandes Ligas.

En el reencuentro de estos dos equipos en el Clásico de Octubre, 102 años después, Boston le quiere hacer saber a los Dodgers que las cosas no han cambiado mucho.  En la Serie Mundial de 1916, cuando Babe Ruth todavía no había sido vendido a los Yanquis, los Medias Rojas vencieron en cinco partidos a los antecesores de los Dodgers, los Robins de Brooklyn.

Lea además: Boston contra Dodgers, una Serie Mundial de equipos históricos

Ahora se espera una serie más equilibrada, pero nuevamente Boston tomó la iniciativa, gracias al batazo de Núñez como bateador emergente ante Alex Wood, lo que prácticamente acabó con el juego de contragolpe que se traían desde el inicio.

No hubo duelo de picheo entre los considerados mejores lanzadores zurdos del beisbol, Clayton Kershaw, de los Dodgers, y Chris Sale, de los Medias Rojas, y al final pudo más la ofensiva de Boston.

Los Medias Rojas no aguantaron mucho a Kershaw y tras hit y robo de Mookie Betts, Andrew Benintendi abrió el marcador con el primero de sus cuatro hits en la noche, mientras que el bateador más productivo de todo el año en las Mayores, J.D. Martínez, remolcó la segunda con un sencillo.

Matt Kemp  se voló la cerca en el segundo para poner a los Dodgers en la pizarra y Manny Machado impulsó la del empate 2-2 en el tercero.

Sin embargo, Boston siempre tuvo la iniciativa y con un profundo doblete de Martínez,  recuperaron la delantera 3-2 en el cierre del tercero.

Nota relacionada: Dodgers vencen a Milwaukee y saltan a la Serie Mundial

Machado volvió a nivelar la pizarra en el quinto con una rola que llevó al plato a Brian Dozier, sin embargo una vez más los Medias Rojas respondieron de inmediato con dos carreras, por un batazo de escogencia de Xander Bogaerts y un hit de Rafael Devers, poniendo el marcador 5-3.

Machado aprovechó cada turno y con un fly de sacrificio impulsó su tercera anotación del juego en el séptimo, acercando a los Dodgers 5-4, pero el tablazo de Núñez en el cierre fue un golpe demasiado duro.

Sin dominio

El relevista Matt Barnes fue el ganador, en relevo de una entrada, luego que el abridor Chris Sale tiró cuatro innings de cinco hits y tres anotaciones.

Perdió Clayton Kershaw, a quien le dieron siete imparables y le hicieron cinco carreras en cuatro episodios, sin poder sacar out en el quinto.

El segundo juego de la Serie Mundial será esta noche en Boston (6:09 p.m.). David Price abrirá por los Medias Rojas y Hyun-Jim Ryu lo hará por los Dodgers.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: