Una merecida distinción

El desafío de los periodistas independientes es solo decir la verdad, contar las cosas como son y ocurren vistas desde todas las perspectivas posibles

presos políticos, Nicaragua, crisis, protestas

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), concedió su Gran Premio a la Libertad de Prensa de este año al periodismo independiente de Nicaragua, que ha sufrido la represión de la dictadura orteguista por cumplir su misión de informar objetivamente sobre todo lo acontecido durante la rebelión cívica del pueblo por la libertad y la democracia.

En representación de los periodistas independientes de Nicaragua, el premio lo recibió en Salta, Argentina, donde tuvo lugar la 74 Asamblea de la SIP, el periodista Miguel Mora, propietario y presidente del canal de televisión informativa 100% Noticias.

En el discurso que pronunció al recibir el premio de la SIP, Miguel Mora, quien hasta el 18 de abril de este año era un periodista profesional pero partidario del régimen orteguista, reconoció: “Nunca antes había entendido el verdadero valor de la libertad de prensa como en estos tiempos de prueba para los míos y para mi patria … Es una libertad que define todas las demás libertades… no podemos menospreciarla, banalizarla, corromperla, venderla o postergarla…”

Mora expresó en la Asamblea de la SIP que en este período de crisis los periodistas nicaragüenses ni siquiera tuvieron que hacer periodismo investigativo para sufrir el acoso de la dictadura, “simplemente correr el alto riesgo de reportar lo que ante nuestros ojos estaba aconteciendo”. Mencionó el asesinato del periodista Ángel Gahona, en Bluefields, unos días después de que estallaron las protestas y comenzó la mortífera represión; y denunció los numerosos casos de censura, persecución a los periodistas y robo de sus equipos durante las coberturas periodísticas.

Ayer mismo LA PRENSA informó que según la asociación PEN Nicaragua, 47 miembros del gremio de comunicadores sociales, entre periodistas, fotorreporteros y camarógrafos, han sufrido en este lapso todos los ultrajes del régimen orteguista que fueron descritos por Miguel Mora al recibir en nombre de sus colegas el premio de la SIP.

Cabe mencionar al respecto que en estos mismos días, al aceptar en España el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, la veterana periodista mexicana residente en los Estados Unidos (EE.UU.), Alma Guillermoprieto (quien estuvo en Nicaragua durante la insurrección sandinista de 1979, trabajando para el diario británico The Guardian), dijo que los periodistas no pueden enderezar la historia, pero sí contarla, y al hacerlo con veracidad muchas veces son heroicos porque tienen que pagar un elevado precio por decir la verdad.

Ciertamente el desafío de los periodistas independientes es solo decir la verdad, contar las cosas como son y ocurren vistas desde todas las perspectivas posibles. Así lo han hecho y lo seguirán haciendo siempre, aunque por eso tengan que sufrir la agresión a veces inclusive mortal de los enemigos de la libertad y de la verdad.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: