Policía Orteguista exhibe como terrorista a un artesano de pólvora de Masaya

La Policía Orteguista presentó la mañana de este miércoles a cuatro sospechosos del atentado contra Leonel Morales, dirigente de la UNEN-Upoli

Los sospechosos del atentado contra Leonel Morales fueron presentados como delincuentes por la Policía Orteguista. LA PRENSA/TOMADA DE EL 19 DIGITAL

La Policía Orteguista (PO) presentó como delincuente al artesano Hugo Ramón Arista López, quien supuestamente proveía clorato de potasio, un material químico utilizado en la elaboración de juegos pirotécnicos en el barrio indígena de Monimbó, departamento de Masaya.

A este ciudadano la PO bajo servidumbre de la dictadura de la familia Ortega-Murillo lo señala por los delitos de fabricación o tenencia ilícita de artefactos explosivos y exposición de personas al peligro, en perjuicio del Estado y sociedad nicaragüense.

«20 de octubre 2018, el sujeto Hugo Ramón Arista López, ilegalmente abastecía con otros delincuentes la venta de productos químicos identificado como clorato de potasio, materia prima para elaboración de artefactos explosivos, utilizados para explotarlos en diferentes lugares de la ciudad de Masaya, creando zozobra y exponiendo al peligro a sus pobladores», leyó el segundo jefe de la Dirección de Auxilio Judicial, comisionado mayor Farle Isidro Roa Traña.

A Hugo Ramón Arista la PO supuestamente le ocupó 3,750 kilogramos de clorato de potasio y una camioneta Mitsubishi, placa M-022-965, vehículo en el que trasladaba el material químico, según la versión no contratada de la policía orteguista.

Todos los detenidos fueron remitidos a las autoridades judiciales, donde el orteguismo actúa como verdugo con jueces, testigos y fiscales al servicio de la dictadura.

Le puede interesar: Policía Orteguista mantiene a “Julián el monimboseño” incomunicado

La Policía Orteguista además presentó este miércoles a cuatro sospechosos del supuesto «atentado» contra Leonel Morales, dirigente de la orteguista Unión Nacional de Estudiantes (UNEN-Upoli), quien fue golpeado el pasado 13 de junio según informaron medios oficialistas.

Los sospechosos capturados son: Rockni Alexander Suazo Obando, Bismarck Antonio Castro Morales, Eddy Santiago Ulloa Cuaresma y Daniel Humberto Ramírez Pulido.

De acuerdo con el comisionado mayor Farley Roa, a los detenidos se les imputan los delitos de secuestro, tortura, lesiones gravísimas, portación ilegal de armas de fuego, en perjuicio del Estado y sociedad nicaragüense.

El alto jefe policial orteguista señaló: «13 de junio del 2018, barrio Las Américas No. 1, los sujetos (detenidos)… junto a otros delincuentes a bordo de motocicletas con armas de fuego, secuestraron y torturaron al compañero Leonel Alberto Morales Henríquez, presidente de UNEN en la Upoli, en el tranque ubicado en el sector del complejo Conchita Palacios. Posteriormente lo trasladaron al tope sur de Bello Horizonte, hiriéndolo gravemente con impactos de bala, dejándolo abandonado en el cauce».

Lea: Universitarios desconocen liderazgo de UNEN

Entre las pruebas ofrecidas por la PO en este caso se encuentra la declaración de treinta testigos del hecho, quienes supuestamente reconocieron a los sospechosos del ataque, versión inverosímil porque ninguno pudo auxiliar al «agredido» en el momento; además, siempre con las poco creíbles versiones policiales, se les encontró dos escopetas calibre 12, dos revolver calibre 38, treinta cartuchos calibre cuarenta, 18 cartuchos calibre 9 milímetros, un magazín de fusil AK con seis cartuchos, cien bridas de 24 pulgadas, dos radios de comunicación con su base, dos cascos de motocicletas y el peritaje balístico que, como siempre y sin evidencia científica alguna, resultó «positivo».