Secuestro de exmilitar es represalia de la dictadura contra activista, dice familiar

Exmilitar y lisiado de guerra,  fue interceptado el lunes en el sector de Las Praderas, en Matagalpa, por cuatro paramilitares que se movilizaban en dos motocicletas y posteriormente apareció en El Chipote

Hija de Alfonso Morazán denuncia su secuestro ante abogados del Cenidh, Juan Carlos Arce (Derecha) y Braulio Abarca.LA PRENSA/CORTESÍA

Una de las hija de Alfonso Morazán denunció en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), el secuestro del cual fue víctima su padre el pasado lunes en un barrio de Matagalpa y posteriormente apareció detenido en celdas del Chipote.

Según dijo la denunciante el secuestro de su padre es un mecanismo de presión por el activismo que ha mantenido su hermano Yaser Morazán pues en el país «es un delito ser activista social». La joven que por temor a represalia compareció con el rostro cubierto, pues indicó que «si me doy a conocer voy a ser perseguida»,  afirmó que de seis hermanos, cinco de ellos están en un lugar seguro.

La denunciante señaló que la tarde del lunes su progenitor, exmilitar y lisiado de guerra,  fue interceptado en el sector de Las Praderas, en Matagalpa, por cuatro paramilitares que se movilizaban en dos motocicletas.

Y cuando este se sintió amenazado, «se tiró al suelo, lo cargaron a golpes y lo subieron a una de las motocicletas», expuso la denunciante, que exigió la pronta liberación de su padre al igual que del resto de presos políticos existentes en el país.

«En nombre de mis hermanos y de toda su familia exigimos su liberación porque mi papá no tiene cargos, no tiene motivos para que pueda estar preso, exigimos su pronta liberación. Igual para otros presos políticos», sostuvo la hija de Morazán.

LEA: Paramilitares secuestran en Nicaragua al estilo del crimen organizado

Por su parte, Juan Carlos Arce, abogado del Cenidh, expresó que este caso revela la continuación del uso criminal de paramilitares para el secuestro de ciudadanos que el régimen ha mantenido utilizando y es similar al patrón utilizado en otros casos recientes.

«Queda en evidencia la complicidad de la Policía (…) con los paramilitares en lo que es el secuestro, porque esto no es captura, esto no es una detención, esto es un secuestro, esta gente está secuestrando y tiene secuestrado al pueblo de Nicaragua», afirmó Arce quien calificó este hecho como sumamente grave.

LEA: 1,300 ciudadanos han desaparecido desde que inició la represión orteguista en Nicaragua, según la ANPDH

Arce recordó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), desde su primer informe recomendó el desmantelamiento de las fuerzas paramilitares en el país, «sin embargo, el gobierno las continúa utilizando para perseguir, para reprimir a la población».

Mientras Braulio Abarca, también abogado del Cenidh, afirmó que junto a la hija de Morazán confirmaron que este fue trasladado a El Chipote, por lo que en acompañamiento a esta presentarán un recurso de exhibición personal en el Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM).

Abarca se unió a la exigencia de la familia de Morazán de que este sea puesto en libertad de forma inmediata pues su detención fue arbitraria. Y anunció que de ser necesario presentarán solicitud de medidas cautelares ante la CIDH e igual notificarán el secuestro ante la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: