PDVSA, la “lavandería” que puede complicar a Daniel Ortega

El expresidente de Colombia, Andrés Pastrana, describió PDVSA como la mayor lavadora de activos en el mundo. Según el consultor, Douglas Farah, esto puede implicar a Daniel Ortega

Daniel Ortega habla con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, a su llegada a la conmemoración del tercer aniversario de la muerte del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez. LA PRENSA/ AFP / FEDERICO PARRA

El dictador de Nicaragua, Daniel Ortega, habla con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro. LA PRENSA/ ARCHIVO/ AFP/FEDERICO PARRA

Cuando el expresidente de Colombia (1998-2002) Andrés Pastrana describió a la estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) como la mayor lavadora de activos en el mundo del dinero sucio procedente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el consultor estadounidense, Douglas Farah, pensó en Nicaragua.

Farah, quien ha investigado a fondo el tema, aseguró que esos vínculos involucran a Daniel Ortega y Rosario Murillo, a través de la empresa Alba de Nicaragua SA (Albanisa), la subsidiaria de PDVSA en Nicaragua administrada directamente por la familia dictatorial.

“El sueño de Pablo Escobar era tener su lavandería propia y ahora la mayor lavandería en el mundo hoy en día se llama PDVSA”, expresó Pastrana.

Lea además: Expresidentes reclaman mayor presión a Daniel Ortega

El exmandatario colombiano participó durante el III encuentro presidencial de la Iniciativa Democrática de España y de las Américas (IDEA), que reunió a cinco expresidentes más, un evento en el que participó Farah como expositor.
La explicación de Farah.

Para el especialista, el tema salpica a Daniel Ortega y su familia, que se han convertido en uno de los ejemplos más claros en la región de cómo han logrado mezclar los asuntos del Estado con negocios poco transparentes. Según él, los vínculos de Ortega con el “crimen organizado” se dan a través de PDVSA, que es investigada en EE.UU. por presuntas prácticas corruptas, relacionadas con lavado de dinero procedente del narcotráfico. PDVSA creó estructuras en Nicaragua y El Salvador, a través de Alba de Nicaragua SA (Albanisa), y Alba Petróleos, en El Salvador.

El 51 por ciento de las acciones de Albanisa son propiedad de la Petrolera Venezolana, que también es la propietaria del sesenta por ciento de la compañía salvadoreña.

También: Albanisa bajo lupa de Estados Unidos tras la sanción de tesorero del FSLN

Farah sostiene que ambas empresas forman parte de la estructura de PDVSA, que “funcionan de manera coordinada, con metas ideológicas compartidas, y con un mecanismo de compartir diferentes métodos de corrupción”.

PDVSA es el puente para el blanqueo de capitales de las FARC, dinero que pasa por Albanisa y Alba Petróleos.
“Albanisa y Alba Petróleos son empresas iguales, creadas en el mismo tiempo, bajo la dirección de Hugo Chávez (q.e.p.d.) con Daniel Ortega y con José Luis Merino (dirigente del FMLN). Ellos mueven cantidad de dinero que ningún negocio legítimo podría aportar”, afirmó el experto en temas de seguridad nacional, quien ha testificado en otras ocasiones sobre esta relación hasta en el Senado.

La ruta del dinero que investigó Farah

“ Yo diría que el eje principal del dinero de las FARC pasa por Centroamérica, por esas mismas estructuras que montaron con PDVSA a través de Albanisa y de Alba Petróleos. Esas estructuras no son de los Estados de
Nicaragua y El Salvador. Son subsidiarias de la empresa PDVSA legalmente, y el dinero que movió las FARC para sacarlo de Colombia pasó de Cuba a las estructuras centroamericanas, eso sin duda”, acotó el investigador Douglas Farah.

También: Congresistas de EE.UU. piden investigar a vicecanciller salvadoreño

Farah agregó que el dinero sigue la ruta Panamá y después hacia Offshore (paraísos fiscales) en Hong Kong, Gibraltar. Añadió que las investigaciones indican que mucho de ese dinero ha entrado a Estados Unidos, e
ingresó por medio de empresas subsidiarias de PDVSA. En Miami han lavado dinero a través de la compra de bienes raíces.

Varios exfuncionarios y excontratistas de PDVSA enfrentan procesos en Cortes en Estados Unidos.

Hasta ahora Albanisa no enfrenta sanciones directas de Estados Unidos. En el caso de José Luis Merino, de El Salvador, es investigado por la Fiscalía de su país por narcotráfico y lavado.

“El sueño de Pablo Escobar era tener su lavandería propia y ahora la mayor lavandería en el mundo hoy en día se llama PDVSA”.

Andrés Pastrana, expresidente de Colombia (1998-2002).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: