Crisis en Nicaragua derrumbó la inversión extranjera en la primera mitad del año

Nicaragua no había registrado en la década niveles de ingresos de inversión extranjera por trimestre tan bajos como entre abril y junio de este año

El expresidente del Banco Central, Mario Arana, cree que en esta segunda mitad del año los números de inversión extranjera podrían mostrar una ligera mejora. LA PRENSA/J.FLORES

La crisis sociopolítica provocó en el segundo trimestre de este año un derrumbe estrepitoso en la llegada de inversión extranjera directa, según reveló este jueves el Banco Central de Nicaragua. Entre abril y junio de este año al país ingresaron 17.2 millones de dólares, inferior a los 411.2 millones de dólares en el primer trimestre de este año y a los 114.7 millones de dólares en igual periodo del año pasado.

Con ello, Nicaragua captó en la primera mitad del año 428.4 millones de dólares, 23.45 por ciento menos que hasta junio de 2017.

Lea además: Se fugan más de 237 millones de dólares del sistema bancario en solo un mes

Nicaragua no había registrado en la década niveles de ingresos de inversión extranjera por trimestre tan bajos como entre abril y junio de este año.

Desde el 2006 hasta el primer trimestre de este año, el ingreso de inversión extranjera trimestral más bajo fue en los primeros tres meses de 2007, cuando llegaron 58.8 millones de dólares. Esto coincidió con el retorno al poder de Daniel Ortega, lo que generó pánico en Nicaragua por el agrio recuerdo que este dejó en la historia económica del país en los años ochenta, cuando destrozó la economía y la inversión.

Puede leer: Recursos del BCIE para mantener estabilizadas las reservas internacionales de Nicaragua están a punto de agotarse

Pero los números reflejan que la crisis sociopolítica que Ortega desató en abril de este año, tras su represión contra los nicaragüenses, fue más letal para la inversión extranjera que su propio regreso al poder hace once años.

En el segundo trimestre de este año el derrumbe de la inversión extranjera directa fue 96 por ciento inferior con respecto a los primeros tres meses de este año, según revela la Balanza de Pagos publicada por el BCN, donde se registran todas las transacciones monetarias del país con el resto del mundo.

El expresidente del Banco Central, Mario Arana, cree que en esta segunda mitad del año los números de inversión extranjera podrían mostrar una ligera mejora, dado a que entre abril y junio todas las inversiones se paralización por la fuerte inestabilidad sociopolítica, que aún continúa latente.

Las mejoras en los números en la segunda mitad del año, sin embargo, no corresponderían a nuevas inversiones sino a que se reactivarían las que ya estaban en ejecución. “Lo que estaba programado y que ya tiene un grado de avance, pues lo más probable es que se terminen”, afirmó Arana, quien insiste que para lograr estabilizar el país se debe encontrar una salida a la crisis política que ayudaría a recobrar la confianza de los inversores nacionales y extranjeros.

También: Nicaragua descarta pedir un nuevo programa con el FMI

La poca inversión extranjera que pueda venir al país, en caso que así ocurra, sería captada por los sectores económicos menos dañados por la crisis, advirtió. “No me imagino ninguna inversión en turismo, no me imagino pasando cosas nuevas en construcción, no me imagino a nadie invirtiendo en banca”, explicó.

Otros sectores como la agroindustria para la exportación podrían tener chance, pero iniciativas como la creación estatal de la Empresa de Importaciones y Exportaciones de Nicaragua acervan la incertidumbre en la que se encuentra la economía, que se encamina a dos años de contracción, incluyendo este año que se prevé una caída del 4 por ciento.

“El país no luce bien desde el punto de vista de balanza externa. En un país donde estás teniendo salida de depósitos, estás teniendo caída de reservas internacionales y hasta que eso no se estabilice difícilmente alguien puede tener la confianza de que puede traer plata aquí y que la va a recuperar”, afirmó Arana.

Nicas pierden por no venir más inversión

Que no vengan mayores inversiones a Nicaragua tiene un elevado costo para los nicaragüenses. A mayor inversión extranjera y nacional se crean más empleos y se eleva la productividad y los salarios, recuerda el también gerente general de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua.

Lea también: Extranjeros “rematan” sus propiedades en zonas turísticas para irse de Nicaragua

Según el monitoreo de las actividades económicas de Nicaragua, realizado por el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), las expectativas de inversión para el cierre de 2018 no son alentadoras. “Para la mayor parte de los productos de exportación y los de consumo interno, el cumplimiento esperado de las inversiones planificadas para este año es de 50 por ciento o menos”.

Puede leer: Esto les cuesta a los nicaragüenses los viajes al exterior de los emisarios de Daniel Ortega

Y añade que “en turoperadoras, hoteles pequeños, distribución de vehículos automotores, distribución de equipos médicos y distribución de medicamentos y dispositivos se espera cumplir con menos del 30 por ciento de la inversión planificada para este año”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: