Dictadura orteguista detrás de las amenazas al obispo Silvio Báez

Hermano del obispo Silvio Báez declara "autores intelectuales" a la familia Ortega- Murillo de las amenazas al religioso que denunció acoso en su casa

Monseñor Silvio Báez

Monseñor Báez, quien hasta el momento no ha brindado declaraciones a los medios de comunicación, expresó en uno de sus tuits que no es responsable de ningún delito ni conspiración. LA PRENSA/ARCHIVO

Mientras el Departamento de Estado de Estados Unidos advirtió este jueves al régimen de Daniel Ortega de que la “Iglesia debe ser protegida, no blanco de disparos”, monseñor Silvio José Báez denunció este jueves que estaba siendo asediado en su casa por motorizados en el marco de una campaña de represión, desprestigio y acoso que impulsa en su contra la dictadura.

Lea además: Rafael Valdez, que acusa de golpista a Silvio Báez, tiene viejo historial de ataques contra sacerdotes

Javier Báez, hermano del carmelita, responsabilizó a “la familia Ortega Murillo y su círculo de seguidores de todas las amenazas de muerte” contra Silvio Báez.

“Denuncio públicamente que mi hermano monseñor Silvio Báez está siendo acosado por simpatizantes de la dictadura orteguista, motivados por la manipulación de las convicciones de monseñor Báez. Desde ya los declaro autores intelectuales de estas amenazas”, denunció el hermano del religioso.

Puede leer: El audio de monseñor Silvio Báez divulgado por el régimen es manipulado, según un ingeniero en sonido

Por su parte, el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, dijo en su cuenta de Twitter: “Denuncio que soy víctima de una campaña de represión, desprestigio y acoso que consta no solo de audios manipulados, sino también de cientos de mensajes a mi WhatsApp con insultos y amenazas, además de motorizados rodeando mi vivienda. Seguiré firme con mi ministerio episcopal”.

La presencia de motorizados en la casa de Báez es la misma táctica de represión y acoso que la dictadura ha venido empleando para perseguir a cualquier nicaragüense que intente levantar su voz contra su poder y que exija democracia en Nicaragua.

Monseñor Silvio Báez, abraza a los niós luego de finalizar homilía en parroquia San Miguel Arcángel
LA PRENSA/Oscar Navarrete

No es responsable de delitos ni conspiración

Monseñor Báez, doctor en Sagradas Escrituras, quien hasta el momento no ha brindado declaraciones a los medios de comunicación, expresó en uno de sus tuits que no es responsable de ningún delito ni conspiración a como lo quiere hacer aparecer la dictadura orteguista, y aseguró que muy pronto presentará pruebas y las compartirá en sus redes sociales y medios de comunicación.

Las amenazas contra el religioso carmelita surgen luego de que el régimen orteguista difundiera el martes a través de su aparato de propaganda un audio con el fin de inculparlo en un supuesto intento de golpe de Estado y presionarlo para que se exilie o será enjuiciado. Esta acción fue rechazada por la Conferencia Episcopal de Nicaragua y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que expresaron su total respaldo al líder religioso, crítico de los abusos de la dictadura.

También: Luis Enrique Mejía Godoy realiza canción en homenaje a Monseñor Silvio Báez

Báez ha respondido que seguirá en Nicaragua y seguirá siendo fiel al ministerio que se le ha encomendado. “Mi conciencia no me reprocha nada ante Dios”, afirmó Báez.

La escalada de violencia contra los sacerdotes y obispos de la Iglesia católica ha sido incitada por el mismo dictador, quien el pasado 19 de julio en un acto público partido acusó a la jerarquía católica de estar detrás de un plan golpista para sacarlo del poder. Ortega además aseguró que los obispos utilizaban las parroquias para almacenar armas y refugio de torturadores. Allí, Ortega le declaró la guerra a la Iglesia católica.

Lea además: Orteguismo ataca a monseñor Silvio Báez

Pese a que los obispos son mediadores y testigos del Diálogo Nacional, también han sido víctimas de la represión orteguista. El pasado 9 de julio, el cardenal Leopoldo Brenes, el obispo Báez junto al nuncio apostólico y varios sacerdotes, fueron agredidos físicamente por turbas y paramilitares en la basílica San Sebastián, en Diriamba.
En esa escena violenta, Báez resultó herido en su brazo derecho. Además de la agresión, las hordas orteguistas le quitaron sus insignias episcopales.

EE.UU. pide proteger a la Iglesia, no atacarla

Ante la escalada de violencia contra la Iglesia católica en Nicaragua, el embajador para la Libertad Religiosa del Departamento de Estado de los Estados Unidos demandó al orteguismo este jueves protección para la Iglesia. “La Iglesia debe ser protegida, no blanco de disparos”, dijo el funcionario estadounidense Samuel D. Brownback.
Brownback hizo esas declaraciones en una rueda de prensa, en la que se posicionó sobre la situación de la religión en Nicaragua, Cuba y Venezuela. “Eso no es una situación aceptable para la libertad religiosa o la tolerancia religiosa. Parece que hay gente, un número de individuos, disparando a las iglesias, persiguiendo las iglesias”, afirmó Brownback. “No estamos de acuerdo con ese tratamiento, la Iglesia debería ser protegida, no blanco de disparos”, añadió el funcionario del Departamento de Estado.

Brownback dijo que Estados Unidos se siente “profundamente preocupado” por la situación en Nicaragua y aseguró que su gobierno ha detectado un “incremento de la persecución” en ese país y en Venezuela contra la Iglesia.

Brenes: investigan autenticidad del audio

Sobre el audio con el que el régimen trata de incriminar a Báez como “golpista, asesino”, a como lo llamó Laureano Ortega, hijo del dictador, el cardenal Leopoldo Brenes dijo al canal 100% Noticias que efectivamente se había grabado un audio de una conversación privada, pero que el mismo aún faltaba verificar su autenticidad.

El oficialismo este jueves nuevamente manipuló las declaraciones de Brenes, al solo difundir la parte donde el religioso admite que hubo una reunión donde habría participado Báez, pero no puso la parte donde Brenes aclaraba que estaban verificando la autenticidad de la grabación que difundió el régimen.

Puede leer: Daniel Ortega quiere fuera del Diálogo Nacional al obispo Silvio Báez

En España, un ingeniero en sonidos afirmó a un diario digital que dicho audio había sido manipulado. Señaló que se trataba de un archivo de audio editado con “importantes fallas técnicas” que evidencian la “unión y edición de varias grabaciones distintas” de la voz del jerarca católico.

La expresidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, también se pronunció en su cuenta de Twitter a favor de Báez. “No permitamos que se consuma una acción trágica en contra de @silviojbaez, la voz que más resuena denunciando los abusos del régimen de #Nicaragua. Llamemos la atención de la comunidad internacional”, respaldó.

Así se grabó el supuesto audio

Según un documento que dio a conocer la comunidad de base San Pablo, en el que acusan a monseñor Báez de promover el odio, el audio fue grabado en un encuentro que el religioso sostuvo con campesinos del Movimiento Campesino Anticanal.

Lesner Fonseca, uno de los líderes campesinos en la zona de El Tule, confirmó que efectivamente se reunieron con Báez y que alguien grabó el encuentro, pero no se atreve a identificar al responsable de la grabación y filtración.
“Estoy profundamente triste, dolido y apenado con monseñor Silvio Báez, con esta situación que ha sucedido”, aseguró Fonseca a LA PRENSA.

El campesino explicó que en la comitiva lo acompañaron siete personas, pero que aún no se investiga quién es el autor de la grabación.

“Nosotros por ahora no podemos revelar nombre, se supone que somos gente de confianza quienes nos reunimos con monseñor. Pero sí estamos investigando y cuando se descubra al responsable, lo vamos expulsar del movimiento y diremos públicamente su nombre”, aclaró el campesino.

Presentará pruebas

Monseñor Silvio José Báez aseguró en uno de sus tuits este jueves que muy pronto hará pública la verdad de los audios en el que el régimen de Daniel Ortega y sus medios de comunicación lo presentan como golpista. “Muy pronto presentaré las pruebas de todo esto en mis redes sociales y en los medios de comunicación”, aclaró el religioso carmelita y obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, desde el 2009, tras su regreso a Nicaragua.