Max Muncy da primer triunfo a los Dodgers con jonrón en el inning 18

Los Dodgers no podían darse el lujo de perder. Nadie ha podido levantarse de una serie 0-3

Muncy acabó con el encuentro. LAPRENSA/ EFE

El juego más largo en la historia de las series mundiales de beisbol tenía que terminar con clase: jonrón de Max Muncy en el fondo del inning 18, deja tendido 3-2 a Boston y le da vida a los Dodgers, los que todavía siguen abajo 2 a 1 en la serie.

Muncy sacudió a Nathan Eovaldi como primer bateador en el cierre de la entrada 18 y puso de pie a todos en el Dodgers Stadium con un batazo a las gradas del jardín izquierdo, poniendo fin a una batalla de 7 horas y 20 minutos, para ser por mucho el partido más largo (en tiempo e innings) en la historia de 104 años de los clásicos de octubre.

Boston utilizó a nueve lanzadores en el partido, incluyendo a Eovaldi que tiró seis entradas en el cierre del juego y quedó descartado para abrir el cuarto juego de la serie, este sábado de nuevo en Dodgers Stadium. Los Ángeles reservaron para el siguiente desafío al zurdo Rich Hill.

Los Dodgers no podían darse el lujo de perder. Nadie ha podido levantarse de una serie 0-3.

El súper prospecto Walker Buehler hizo una fantástica presentación de siete entradas de dos hits, ninguna carrera, sin bases y siete ponches, entregando el juego ganado 1-0, gracias a un cuadrangular de Joc Pederson.

Sin embargo, el rematador Kenley Jensen, quien entró desde el octavo inning en busca de seis outs, fue estremecido por un jonrón de Jackie Bradley junior que empató el juego 1-1, echando por la borda la labor de Buehler.

Los Medias Rojas amenazaron con tomar la delantera en el décimo, pero un tirazo de Cody Bellinger desde el jardín central, fulminó a un corredor en el plato, preservando el equilibrio.

El empate se rompió en el episodio 13, cuando la defensa de los Dodgers se descompuso y Brock Holt, quien corría en la segunda base por un boleto y robo, anotó con un machucón de Xander Boagaerts, sobre el cual el lanzador Scott Alexander tiró mala la inicial en una apurada asistencia del segunda base Kiké Hernández, permiténdole a Holt dar la vuelta tranquilamente hacia el plato.

No obstante, en el cierre del 13, los Dodgers también sacaron provecho a una falla de los Medias Rojas, porque con Muncy en la segunda y dos outs, Yasiel Puig dio una rola difícil que el segunda base Ian Kinsler tomó encima del segundo costal, pero lanzó mal a la inicial, entregando la carrera del empate.

El marcador no se volvió a mover, hasta que en un parpadeo, Muncy acabó con el encuentro. Ya en el inning 13 había mostrado su poder ante Eovaldi, con un batazo al jardín derecho que por centímetros fue foul.

En breves

El walk-off homerun de Max Muncy es el primero en series mundiales desde David Freese en 2011.

Un total de 46 jugadores tomaron acción en el partido, de ellos 18 lanzadores.

Los primeros cuatro bateadores del line-up de los Medias Rojas se fueron de 28-0.

Alex Wood fue el ganador y perdió Nathan Eovaldi, quien hizo un largo relevo de seis innings.

El juego duró 7 horas y 20 minutos, un récord en Serie Mundial. El juego más en más de 100 años de Grandes Ligas es de 8 horas y 6 minutos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: