Paramilitares del régimen mantienen en zozobra a caficultores de Madriz y Nueva Segovia

La operación de los armados por la dictadura se suma a los problemas de falta de cortadores tradicionales, la no entrega de créditos bancarios, malos caminos y la falta de apoyo del gobierno central y de las alcaldías.

paramilitares

La falta de mano de obra o cortadores tradicionales es una de las limitantes de los productores de café en las plantaciones de las fincas cafetaleras del municipio de San Juan del Río Coco, en Madriz. LA PRENSA/ William Aragón

En las zonas cafetaleras de Madriz y Nueva Segovia, los productores recienten el abandono del gobierno a este sector,  lo que se suma a las dificultades económicas por la falta de crédito bancario, la ausencia de jornaleros tradicionales, el mal estado de los caminos y la inseguridad en el campo por la presencia de paramilitares. Estos son los problemas más expuestos por los productores en cada encuentro que sostienen en sus zonas, ya que sienten que desde hace varios años el gobierno dejó de atender la problemática del café, esto a pesar de ser uno de los rubros de exportación que más ingresos le genera en recaudación tributaria a las municipalidades y al país.

“Desde años atrás, en que la roya afectó las plantaciones de café, el gobierno nos abandonó totalmente y nos dejó resolviendo solos el problema de la caficultura, y desde entonces hemos venido enfrentando la baja del precio internacional del café, problemas de exportación, ausencia del crédito bancario y el incremento de impuestos tributarios de las municipalidades y del gobierno central”, dijo Juan Ramón Vílchez, productor de café en el municipio de San Juan del Río Coco, en Madriz.

Le Puede Interesara: Cafetaleros pedirán refinanciamiento para afrontar crisis

 

Los pequeños caficultores se han tenido que capacitar mejor para afrontar algunos problemas que deberán atender en sus fincas como es la falta de mano de obra o jornaleros y el acceso a créditos en el municipio de San Juan del Río Coco, en Madriz. LA PRENSA /William Aragón

Santos Vásquez Montenegro, caficultor de la comunidad de Samarcanda, en San Juan del Río Coco, dijo que la presencia de paramilitares crea temor en las familias que llegan en cada cosecha a los cortes de café de las fincas y haciendas de este municipio.  “Escuchamos, porque no fuimos invitados al lanzamiento, de que el ejército va a dar protección a la sacada de la cosecha, pero no sabemos si van a desarmar a estos delincuentes que andan sembrando el terror en estas localidades”, señaló.

Lea También: Productores de Nicaragua atentos por fondo cafetalero en poder estatal

Por su parte, don Edmundo López Muñoz, Presidente de la Cooperativa José Alfredo Zeledón, dijo que los más de 300 socios están realizando el graniteo del grano de café que ya va madurando con la ayuda  de miembros de su familia, porque ha sido imposible contratar mano de obra tradicional, que ya no están llegando casi a esas zonas de San Juan del Río Coco.

“Nuevamente estamos enfrentando la falta de trabajadores del campo.  No tuvimos crédito de la banca ni apoyo del gobierno ni de las autoridades de la alcaldía de este municipio”, señaló. También se refirió a la inseguridad en el campo con la presencia de paramilitares que atemorizan a las familias. “Esperamos que esos grupos desaparezcan con la llegada del ejército”, dijo.

Además: Cafetaleros contratan a sus familias ante la falta de cortadores tradicionales en Madriz

Cafetaleros de Nueva Segovia enfrentan los mismos problemas

Cafetaleros de los municipios de Mozonte, Dipilto, Santa María, San Fernando, Ciudad Antigua, Jalapa, Jícaro y Murra, en el departamento de Nueva Segovia, han expuesto también problemas similares a los que tienen los productores de algunos municipios, principalmente San Juan del Río Coco, del departamento de Madriz, al señalar la inseguridad por la presencia de paramilitares.

(VIDEO) Paramilitares operan en fincas y alcaldías de Madriz y Nueva Segovia

Otros problemas es la falta de cortadores tradicionales, créditos bancarios, malos caminos y la falta de apoyo del gobierno central y de las alcaldías que desde hace varios años dejaron de brindar asistencia técnica o capacitaciones y apoyo económico a ese sector.

“Tenemos serios problemas con la sacada de la cosecha de café, y que ya comienza a madurar, porque no hemos logrado iniciar algunas labores ante la falta de financiamiento y mano de obra tradicional por la presencia de grupos de paramilitares que tienen miedo de venir a trabajar a los cafetales”, dijo Jorge Luis Ortez Urbina, de la finca La Esperanza, en San Fernando.

De igual manera se refirió Denis Zúniga Montano, quien posee una finca de café en el municipio de Dipilto, al decir que la situación de los cafetaleros es crítica por la inestabilidad y la inseguridad que se vive en el país, “Aquí los paramilitares hacen la labor de la policía orteguista y del ejército, porque son quienes patrullan las zonas amenazando, intimidando y secuestrando a todo aquel que ellos consideren critican al gobierno”, dijo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: