El Real Madrid toca fondo, el Barcelona el cielo tras golear en casa

El Barsa asume la cima con 19 puntos y al Madrid queda noveno con 14 en 10 jornadas, 

Luis Suárez respondió. LAPRENSA/ EFE/ ARCHIVO

Era más fácil imaginar a un Real Madrid operando sin Cristiano Ronaldo que a un Barcelona mostrándose excepcional sin Lionel Messi. Todo es en pasado, al que los madridistas se aferran, el mismo en el que fueron campeones de Europa tres veces consecutivas, pero que en el presente se refleja otra realidad: la de un equipo tieso como una estatua, lleno de infortunio y sin guía en medio de la tempestad; todo lo contrario de los culés, quienes mantuvieron su telaraña y funcionalidad a pesar de la ausencia por lesión de su rey y defendieron la casa con una goleada estrepitosa de 5-1.

Hay resultados que duelen, la goleada tiende a convertirse en la burla, pero el cómo si no se analiza se convierte en un cáncer que devora a todo el conjunto. Y este Madrid está herido de muerte, sin funcionar defensivamente, sin ideas que salven al equipo en el medio campo y sin claridad en la ofensiva; el Barsa posee sus órganos vitales con buena circulación, así lo demostró Suárez marcando tres goles y Arthur, Rakitic, Coutinho trabajando en el medio, mientras que atrás Alba se desbordaba, Lenglet y Piqué cerrando a tiempo y Valverde dándole vida al equipo con los cambios cuando el Madrid trataba de salir de la tumba.

Así fue el partido

El Madrid no existió en el primer tiempo y el Barsa se adueñó de la cancha. Tras 28 toques de balón, Rakitic encontró a Alba por la izquierda y éste cruzo en la línea de fondo a Coutinho para marcar el primero (11’). Siete minutos después un error de Ramos fue resuelto por Courtois con sello de casi gol, cuando Arthur encontró la pelota y buscó las redes. Al 27’, Varane le metió la pierna a Luis Suárez de forma no intencional, pero de igual forma lo derribó en una acción de peligro y el VAR no lo perdonó. El uruguayo se encargó con un tiro perfecto hacia su izquierda batir al belga, quien había realizado un estirón espectacular, adivinando la trayectoria.

En la segunda parte saltó el chispazo merengue. Marcelo anotando el (2-1) al 49’, luego del centro de Isco y desvío de Lenglet, sin embargo el esférico le quedó al brasileño que mató de derecha. Ramos lo intentó de cabeza, posteriormente Lucas Vázquez envió otra pelota a Benzema, Modric solo ante el empate la estalló en el poste con Ter Stegen vencido. Hasta ahí tuvieron energías los de Lopetegui. Posteriormente el bailé culé regresaría. Sergi Roberto en un centro a Suárez (74’) finalizó en un magistral cabezazo colocando el tercero, más tarde (82’) un error en la recepción del balón de Ramos fue aprovechada por Sergi Roberto, quien asistió al uruguayo, culminando la jugada de vaselina. Tres minutos para el final de juego, Dembelé encontró a Vidal para completar “la manita” (cinco goles) y dejar al Barsa en el cielo y al Madrid en la ruina.