Editorial | El país feliz de Daniel Ortega



El país feliz de Daniel Ortega

El argumento de que Nicaragua era un país feliz hasta que a los ciudadanos autoconvocados —que el régimen llama “vandálicos, golpistas y terroristas”—, se les ocurrió rebelarse contra la dictadura familiar

28/10/2018
presos políticos, Nicaragua, crisis, protestas

Algunas de las personas que en estos días de cruda represión han pasado por la cárcel del Chipote y tuvieron la dicha de salir de allí, cuentan los horrores que sufren los presos en esas mazmorras y el tipo de interrogatorios que les hacen los carceleros.

Como regla, los que interrogan acusan a sus cautivos de que con sus acciones “golpistas y terroristas” pusieron fin a la vida feliz que se disfrutaba en Nicaragua hasta el 18 de abril.

Pero eso no es un invento de los interrogadores, es el relato oficial de la dictadura. Eso es lo que Ortega y Murillo han dicho desde abril. Es lo que dijeron sus representantes en el Diálogo Nacional frustrado que tuvo lugar en mayo y junio en el Seminario de Fátima. Y es el mensaje que han llevado los emisarios gubernamentales a los distintos foros internacionales, y a gobiernos de otros países, desde la OEA hasta el Vaticano.

El argumento de que Nicaragua era un país feliz hasta que a los ciudadanos autoconvocados —que el régimen llama “vandálicos, golpistas y terroristas”—, se les ocurrió rebelarse contra la dictadura familiar, es probablemente un pretexto para justificar la desmesurada y horrorosa represión.

Sin embargo, también es posible que los orteguistas padezcan una alienación colectiva y crean que esa es la verdad. Se sabe que algunas perturbaciones mentales pueden ser contagiosas y convertirse en un fenómeno colectivo, como la grisi siknis en el Caribe nicaragüense.

Una de las manifestaciones de la locura en la política es la mitomanía, que la ciencia psiquiátrica y psicológica describe como “una invención de acontecimientos improbables y fácilmente refutables”. Y en los sistemas y los grupos totalitarios sucede que las mitomanías de los caudillos son acogidas y compartidas por sus esbirros y seguidores.

Fue precisamente la situación de ese tipo que había en la Unión Soviética de Stalin y que se veía llegar a Alemania, con Hitler, lo que motivó al escritor inglés Aldous Huxley a escribir en 1931 el libro Un mundo feliz. Allí describe un mundo utópico en el que la gente es dichosa pero deshumanizada. Ese mundo feliz es gobernado por una entidad absoluta y totalitaria que elimina la familia, la diversidad social y humana, las diferencias culturales, las creencias religiosas, los sentimientos morales, etc.

Un mundo feliz de Huxley es complementado por el libro 1984, del también inglés George Orwell, publicado en 1949, en el que describe una sociedad dominada por el “gran hermano” donde a la esclavitud se le llama libertad, paz a la guerra, cariño a la represión y a las penurias se les dice abundancia.

De manera que es probable que para Ortega, Murillo, sus partidarios y sus feroces policías, la felicidad de Nicaragua significa que ellos manden de manera absolutista, que la gente viva sin libertad, sin democracia y sin dignidad humana; y que no haya una verdadera oposición.

...
Comentarios

Apegados a la libertad de expresión y a las políticas de privacidad, www.laprensa.com.ni modera los comentarios. Para publicar un comentario más rápidamente debe iniciar sesión con su cuenta en Google o Facebook. No se publicaran comentarios que contengan expresiones ofensivas, imputaciones de delito, acusaciones personales o que inciten a la violencia. Solo se publicarán aquellos comentarios cuyo contenido esté relacionado a la nota.

LA PRENSA tampoco publicará comentarios escritos en mayúsculas o que hagan enlace hacia otros sitios webs no autorizados, y únicamente se publicará comentarios escritos en español.

Los comentarios y opiniones que expresen nuestros lectores no son necesariamente compartidos por Editorial LA PRENSA, ni la empresa se hace responsable por sus contenidos.

Se le solicita a los lectores reportar un comentario publicado que contradiga estas disposiciones a: edicion.digital@laprensa.com.ni para que sea removido.

Recientes
23/07/2019 11:00 PM

El estudiante Francisco Javier Jiménez, uno de los 109 presos políticos que el régimen se niega a liberar

Política
El estudiante Francisco Javier Jiménez, uno de los 109 presos políticos que el régimen se niega a liberar

El Comité Pro Liberación de Presos Políticos cifra en 109 los autoconvocados que aun mantienen en las cárceles el régimen..

23/07/2019 11:00 PM

Daniel Ortega arriesga más de 4 mil millones de dólares con su peligroso acercamiento a Irán

Economía
Daniel Ortega arriesga más de 4 mil millones de dólares con su peligroso acercamiento a Irán

El dictador apuesta por exhibir un mayor acercamiento con Irán, en momentos que el propio Donald Trump calificó a ese país como “el estado terrorista número uno en el mundo”..

23/07/2019 11:00 PM

Estas son las dificultades de la migración nicaragüense cuando busca asilo en EE.UU.

Nacionales
Estas son las dificultades de la migración nicaragüense cuando busca asilo en EE.UU.

Dora Argüello, directora del área de Comunicación de Nicaraguan American Human Rights Alliance, explica que si una persona es detenida en su intento de entrar al país sin una visa y solicita asilo,..

23/07/2019 11:00 PM

Día del Estudiante y restitución de sus derechos

Opinión
Día del Estudiante y restitución de sus derechos

Hay que asegurar el derecho a reintegrarse a sus carreras a los estudiantes que han sido excluidos de las mismas por su participación en las protestas. Varios de ellos son excelentes desde el punto de..

23/07/2019 11:00 PM

Zona de Strikes: Elmer Reyes, salida dura, pero necesaria

Deportes
Zona de Strikes: Elmer Reyes, salida dura, pero necesaria

Elmer Reyes es el mejor jugador disponible para la Selección Nacional, pero al viajar a México demostró que no estaba comprometido con el equipo nica que va a los Panamericanos..

23/07/2019 11:00 PM

Autoengaño 40/19

Columna del día
Autoengaño 40/19

Es un autoengaño muy costoso porque el país se queda sin transporte y todo financiado por el bolsillo de los nicaragüenses. Muy diferente a las marchas multitudinarias y espontáneas que se dieron e..

x