Catedral de Managua se convierte en un templo para recordar a los muertos por la represión

Los autoconvocados colocaron cruces de madera a un costado de la Catedral de Managua, con los nombres de las personas asesinadas, mientras la romería gritaba: "el pueblo no se rinde, exige justicia".

Guatemala

LA PRENSA/U.MOLINA

Pobladores autoconvocados llegaron a la Catedral Metropolitana para expresar su respaldo al obispo auxiliar de Managua Silvio Báez y a la Conferencia Episcopal, ante la campaña de desprestigio que emprende el régimen gobernante. Al finalizar la misa los asistentes coreaban “Silvio amigo, el pueblo está contigo” y ondeaban banderas azul y blanco y la bandera de la Iglesia.

Además de expresar su respaldo a monseñor Báez, los autoconvocados recordaron a todas las víctimas de la represión en Nicaragua, colocando cruces de madera con los nombres de las personas asesinadas. Las cruces fueron enterradas a un costado del templo católico mientras la romería gritaba: “el pueblo no se rinde, exige justicia”.

Mirna Blandón, miembro del movimiento feminista, fue quien leyó los nombres de todas las víctimas y explicó que su apoyo decidido a monseñor Báez se debe a que la Conferencia Episcopal de Nicaragua se ha colocado del lado de la población oprimida sin distingo de religión, raza, preferencia sexual y credo político.

Le puede interesar: Henry Ruiz: Daniel Ortega se “vuelve a equivocar” al atacar a la Iglesia Católica

“Estas cruces en memoria de los asesinados no es la primera vez que las ponemos, en la (rotonda) Jean Paul Genie nos las han quitado queriendo borrar la memoria histórica de la población; entonces en algún lugar hay que guardar el recuerdo, la historia de lucha y el sacrificio de estos jóvenes que fueron asesinado injustamente”, expresó Blandón.

Las cruces con los nombres de las víctimas de la represión ahora están en la Catedral de Managua. LA PRENSA/IVETTE MUNGUÍA

Mientras tanto los pobladores autoconvocados colocaron flores, rosarios, banderas azul y blanco e imágenes religiosas en el nuevo mausoleo que está a un costado de la Catedral de Managua.

Ivania Álvarez, quien llegó a la misa de este domingo, destacó: “Conocí a varios (de los asesinados), uno de ellos era mi amigo, y nos han quitado las cruces en un montón de lugares, se nos dio la oportunidad de ponerlas acá en Catedral, se nos dio esa oportunidad de recordarlos y sabemos que aquí van a quedar bien”.

Báez llama a no caer en “cortinas de humo”

Horas antes, en un una eucaristía privada el obispo auxiliar de Managua, Silvio José Báez, se refirió a las personas ciegas por el poder y señaló que los discípulos de Cristo no pueden ser indiferentes ante “el grito de los oprimidos”. Además, indicó que el pueblo cristiano “no podemos escuchar las murmuraciones inútiles sino las necesidades del prójimo”.

Lea además: Dictadura orteguista detrás de las amenazas al obispo Silvio Báez

Estas declaraciones las brindó luego que esta semana el régimen de Daniel Ortega recrudeciera sus ataques contra el religioso, al difundir unos audios manipulados con los cuales trataron de “probar” que Báez supuestamente dirigió el “golpe suave” contra el dictador.

Los autoconvocados portaban banderas azul y blanco, velas, banderas de la Iglesia Católica y cruces. LA PRENSA/ IVETTE MUNGUÍA
Los autoconvocados portaban banderas azul y blanco, velas, banderas de la Iglesia Católica y cruces. LA PRENSA/ IVETTE MUNGUÍA

“El poder es un riesgo y cuando se ejerce con autoritarismo es una desgracia para quien lo tiene, y por eso Jesús les dice: ‘los gobernantes del mundo oprimen a su pueblo, los tratan tiránicamente, entre ustedes que no sea así, tengan memoria histórica recuerden cómo han sido los que han tenido el poder, entre ustedes el primero tiene que ser el último”, predicó Báez.

Durante su homilía el obispo auxiliar reiteró que la Iglesia Católica siempre va a estar del lado de los más necesitados y llamó al pueblo católico a no creer en “cortinas de humo” creadas por personas con poder que buscan desviar la atención de lo que realmente está sucediendo en Nicaragua.

Lea también: Sector privado cierra filas en defensa de monseñor Silvio Báez

“Los discípulos de Jesús no podemos ser sordos al grito de los pobres, no podemos ser indiferentes al grito de quien clama desde su dolor, no podemos ser indiferentes ante el grito de los oprimidos, de quienes se sienten descartados por el poder y la sociedad, hoy decía el Papa una frase muy bonita en el Ángelus, ‘los discípulos de Jesús tenemos que aprender a escuchar no las murmuraciones inútiles sino las necesidades del prójimo”, expresó Báez.

“Cuidado con las cortinas de humo que a veces lanza el poder para que no prestemos atención a los verdaderos problemas, los poderosos son muy hábiles en crear problemas artificiales para que todos desviemos la atención y esos no son los verdaderos problemas, los verdaderos problemas son siempre el dolor del prójimo, ahí tenemos que poner el oído, no nos distraigamos, cuidado con las cortinas de humo, en Nicaragua hay mucha gente que sufre y no podemos apartar el oído de eso dolor”, continuó el obispo auxiliar.

Mausoleo se queda en Catedral

Desde que la dictadura que dirigen Daniel Ortega y Rosario Murillo comenzó a asesinar a los manifestantes, la población autoconvocada intenta conservar un memorial a las víctimas, pero en múltiples ocasiones los seguidores del régimen han tratado de borrar las huellas de la represión.

Además: Hijos de Daniel Ortega en campaña sucia contra Obispo Silvio Báez

La última vez que los orteguistas hicieron de las suyas fue el 21 de septiembre, cuando destruyeron las cruces que el pueblo colocó en la rotonda Jean Paul Genie en memoria de los caídos durante las protestas. En su lugar, pusieron un toldo para cubrirse del sol mientras ondeaban banderas rojinegras.

Ante el abuso de los simpatizantes de la dictadura y la complicidad de las autoridades, la población autoconvocada decidió trasladar el mausoleo a las víctimas de la represión hasta la Catedral de Managua.

En cada cruz de madera los autoconvocados escribieron los nombres de las víctimas, las fechas en que fueron asesinados, el lugar donde cayeron y una rosa blanca en memoria de las 528 víctimas, según el último informe de la Asociación Nicaragüense pro Derechos Humanos.

Orteguistas atacan a la Iglesia Católica

Recientemente el régimen gobernante en Nicaragua inició una campaña de desprestigio contra el obispo auxiliar de Managua y la Conferencia Episcopal. Monseñor Silvio Báez denunció el pasado jueves a través de su cuenta en Twitter, ser víctima de una campaña de represión, desprestigio y acoso. El obispo dijo que ha recibido mensajes llenos de insultos y amenazas. También mencionó la presencia de motorizados que merodean su casa.

También: Luis Enrique Mejía Godoy realiza canción en homenaje a Monseñor Silvio Báez

El poder es un riesgo y cuando se ejerce con autoritarismo es una desgracia para quien lo tiene y por eso Jesús dice… entre ustedes el primero tiene que ser el último”
Monseñor Silvio José Báez, obispo auxiliar de Managua durante su homilía de ayer domingo.