Policía Orteguista lleva cuatro días de tener secuestrado en El Chipote al maratonista Alex Vanegas

Detención de maratonista Alex Vanegas "es un gran abuso de autoridad", asegura abogada de CPDH, Karla Sequeira

Alex Vanegas

Alex Vanegas, de 61 años, el maratonista autoconvocado, que está secuestrado por la Policía Orteguista desde el 2 de noviembre de 2018. LA PRENSA/ARCHIVO

El maratonista Alex Vanegas, cumplió este domingo cuatro días de haber sido recluido de forma arbitraria en las celdas del Chipote, según informó su hijo Byron Vanegas a la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

El jueves, Vanegas fue apresado por la Policía Orteguista (PO) en las inmediaciones de Metrocentro, con lo que se convirtió en la quinta detención en su contra cuyo delito es recorrer las calles de Managua en demanda de libertad de los presos políticos.

Esta es una de las detenciones en las que con mayor tiempo la PO ha obligado a Vanegas a permanecer en El Chipote.

LEA: El “delito” de correr contra la dictadura orteguista

A través de su cuenta de Twitter, Bianca Jagger, presidenta de la Fundación del mismo nombre, denunció “el secuestro de don Alex Vanegas” y demandó al régimen su liberación de inmediato.

La abogada de la CPDH, Karla Sequeira, dijo que lo único que les comunicó el hijo de Vanegas, fue que el maratonista estaba corriendo cuando se lo llevaron policías “de los boinas rojas”, que corresponde a la brigada de patrullas de la PO.

Sequeira indicó que el hecho que Vanegas haya sido detenido, “lo único que refleja son los abusos y arbitrariedades” que comete el régimen y demuestra que “no han encontrado ningún motivo, razón ni circunstancia”, para remitirlo a los tribunales. Este hecho es “un gran abuso de autoridad de estarle deteniendo simplemente por estar corriendo”, sostuvo Sequeira.

Sobre la situación de Vanegas, la abogada de la CPDH, dijo que es poco lo que han podido conocer más que la denuncia presentada por el hijo, pues para organizaciones de defensa de derechos humanos llegar hasta El Chipote, lo calificó como “una odisea”.

“No podemos tener acceso a la información de primera mano como antes la teníamos, donde se leían las listas de las personas que se encontraban detenidas y nosotros podíamos tener una certeza de cuántas personas se encontraban en El Chipote”, expresó Sequeira, en referencia a los primeros meses de las detenciones a partir del 18 de abril. Después del 22 de julio grupos orteguistas e instalaron en el lugar y asedian tanto a familiares de presos políticos, como a defensores.

Otros casos

El caso del maratonista no es único. La abogada Karla Sequeira recordó que en los últimos días ha habido otros hechos arbitrarios en el país. Mencionó el caso ocurrido en Camoapa, en contra del profesor Humberto Hernández, quien fue citado por a la delegación policial por el solo hecho de haber recorrido dos días antes las calles con una bandera azul y blanco.

Igualmente dijo que conoció el caso de un ciclista que por enarbolar la bandera Azul y Blanco fue detenido el fin de semana en el sector de Camino de Oriente.

“¿Qué mensaje nos está dando el gobierno? que ahora por portar la bandera Azul y Blanco es sinónimo de cometer un delito y que ahora va a perseguir a esas personas que de alguna forma mantienen algún vínculo con la Bandera Nacional”, sostuvo Sequeira.