Félix Alvarado: «el primer asalto fue el más feo»

El nicaragüense Félix Alvarado aseguró que cumplió la estrategia que se había planteado con su equipo de trabajo, para la pelea con Randy Peltacorin

Félix Alvarado cumplió con el pronóstico al vencer a Randy Peltacorin en el combate por el fajín de las 108 libras de la FIB, este lunes en Tailandia. LA PRENSA/CORTESÍA

Félix Alvarado cumplió con el pronóstico al vencer a Randy Peltacorin en el combate por el fajín de las 108 libras de la FIB, este lunes en Tailandia. LA PRENSA/CORTESÍA

Félix Alvarado ya está relajado en su habitación luciendo el fajín rojo como campeón de las 108 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), un triunfo merecido después de tanto sudor por conseguirlo. Se siente navegando en una nube de felicidad, su rostro refleja algunas huellas del combate frente a Randy Petalcorin, pero nada empaña su momento placentero. El Gemelo considera que el momento más complicado del combate lo vivió en el primer asalto, cuando Petalcorin quiso impactar de inicio.

Nota relacionada: Félix Alvarado es nuevo campeón mundial de boxeo

«De inicio quería chocarlo y tenía que arriesgarme un poco. La mentalidad era esa de presionar porque por decisión no íbamos a ganar, recibí buenas manos, pero sentí que el primero fue el asalto más feo porque me conectó muchas manos y con claridad», comenta Alvarado.

Según el nuevo campeón la estrategia de no parar de tirar ese gancho al hígado la practicó constantemente en el Gimnasio Roberto Huembes. «En el gimnasio habíamos practicado ese tipo de golpe de izquierda en los guanteos debido a que le entra completo a los peleadores zurdos, no es solo la mano derecha la que golpea bastante, sino que el hígado lo lleva adelante y la mentalidad era meterle ese golpe, para mermarlo y noquearlo», explica el púgil de 29 años.

Los mejores golpes de Petalcorin que recuerda Alvarado sucedieron en el arranque. «En el primer asalto me conectó muy bien, pero las ganas de ser campeón me ayudaron a soportarlo, además que le pedía fuerzas a Dios y la esquina fue fundamental guiándome y recuperándome, me decían que debía arriesgar y chocar y miraban como Randy se quedaba y siempre fue importante su punto de vista, de meter las manos fuertes abajo», expresó.

Lea además: Las estrategias reveladas: El Gemelo buscará el nocaut y Petalcorin la decisión

Visualizó el final

Dos asaltos antes del final de la pelea Félix visualizó el final. «Comencé a mirar que después del quinto asalto se vio flojo, solo se metía a las cuerdas e incluso pasó bastante tiempo en su esquina y decía que tenía que ir a fondo. Miraba a la muchacha de los números de los asaltos y decía que debía acelerar más y aceleré. Cuando le logré conectar le dolió y cayó y dije aquí es mío ahora no se me escapa», recordó.

«Lo primero que hice al saber que era campeón fue darle las gracias a Dios. Pensé en mi esposa, mi nuevo bebe y mi niña Chelsea y la alegría con todo el pueblo de Nicaragua», señaló el monarca.

Puede leer: Félix Alvarado camina sobre la seguridad: “Nunca han presionado a Petalcorin como lo haré”

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: