Inteligencia Artificial: hacia una metamorfosis financiera

Columna Mensual: Hablemos de Negocios

Gilles Maury, Líder regional Tecnología y Telecomunicaciones, Deloitte

La metamorfosis que se aproxima con la llegada de la Inteligencia Artificial (IA) mantiene a todas las industrias con la expectativa de lo que pasará y cómo podrán enfrentar los gigantescos cambios.

Los servicios financieros no son le excepción, para 2021 se estima que el sector invierta hasta $10.000 millones en IA, según lo señala el informe La nueva física de los servicios financieros elaborado por el Foro Económico Mundial con el apoyo de Deloitte.

Los resultados demuestran que, sin duda, habrá una apertura a modelos operativos completamente nuevos y estos son algunos de los principales impactos que se avecinan:

Lea:Los trabajadores longevos aportan beneficios a las organizaciones

-El cambio del centro de costos por centros de ganancia: las instituciones convertirán las operaciones de back-office (de ámbito interno) habilitadas para AI en servicios externos, acelerando la velocidad de sus capacidades.

-A la caza de la lealtad de los consumidores: los métodos de diferenciación utilizados hasta el momento se han erosionado, ahora las instituciones deberán de conseguir nuevas formas de distinguirse entre los clientes, por ejemplo, optimizando sus resultados financieros mediante una mayor confianza mutua.

-Las finanzas autodirigidas: la subjetividad con que se aconseja financieramente a los clientes quedará en el pasado. Con la IA las personas llegarán a interactuar solamente con una plataforma, la cual dará recomendaciones sobre los productos que más les convienen según sus preferencias.

Lea:Enfrente y gestione la crisis en su empresa, ¡no le tema!

– Soluciones colectivas: con la finalidad de crear eficiencias mutuas en las operaciones y mejorar la seguridad del sistema financiero, surgirán las soluciones colaborativas basadas en conjuntos de datos compartidos capaces de aumentar radicalmente la precisión, la puntualidad y el rendimiento de las funciones no competitivas.

-Las finanzas autónomas: las futuras experiencias de los clientes se centrarán en la inteligencia artificial, que automatiza gran parte de su vida financiera y mejora sus resultados.

-La separación de la estructura del mercado: como la IA reduce los costos de búsqueda y comparación para los clientes, las estructuras de las compañías serán empujadas a los extremos del mercado, ampliando los retornos para los jugadores de gran escala y creando nuevas oportunidades para la innovación.

-Las incómodas alianzas de datos: en un ecosistema en donde cada institución lucha por diversidad de datos, manejar colaboración con los competidores reales y potenciales será fundamental, pero lleno de riesgos estratégicos y operativos.

Lea:Impulse resultados con remuneraciones creativas

-El poder de los reguladores de datos: los reglamentos que rigen la privacidad y la portabilidad de los datos determinarán la capacidad relativa de las instituciones financieras y no financieras para desplegar IA, por lo que serán tan importantes como los reglamentos tradicionales para el posicionamiento competitivo de las empresas.

-La desafiante transformación del talento: las empresas y regiones que no logren una transición efectiva del talento junto con la tecnología para la correcta implementación de la IA correrán un gran riesgo de perder su competitividad, es por ello, que deben de empezar los ajustes lo antes posible.

-Los nuevos dilemas éticos: las comunidades mundiales tienen un interés compartido en mitigar los riesgos y daños del veloz desarrollo tecnológico, por esta razón será de vital importancia reexaminar los principios éticos y técnicas de supervisión para que logren mitigar las incertidumbres reglamentarias que llegan a reducir la voluntad de las instituciones de adoptar la IA.

El compromiso que se requiere a nivel tanto público, como privado es muy alto. Si no se cuenta con ello, será difícil comprender y moldear el futuro de los servicios financieros basados en la IA y el rezago entre unos y otros será cada vez mayor.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: