Ex bigleaguer cubano Erisbel Arruebarrena jugará con el Bóer

Seis años después de una larga travesía que incluyó su paso por las Grandes Ligas, el campo corto cubano Erisbel Arruebarrena jugará de nuevo en Nicaragua.

El cubano Erisbel Arruebarrena será el short stop y tercer bate del Bóer. LA PRENSA/CORTESÍA

Seis años después de una larga travesía que incluyó un efímero paso por las Grandes Ligas, el campo corto cubano Erisbel Arruebarrena jugará de nuevo en Nicaragua, contratado por los Indios del Bóer para la Liga de Beisbol Profesional.

Arruebarrena vino al país en 2012 con la Selección de Cuba que jugó una serie amistosa contra Nicaragua y por supuesto, con apenas 22 años de edad, asomaba como una futura súper estrella. De hecho, ya tenía un lugar predominante en el poderoso equipo antillano.

Lea además: Tigres de Chinandega mantienen su base de jugadores importados

Sin embargo, Arruebarrena no llegó tan lejos como su potencial auguraba y es considerado una de las más terribles contrataciones de los Dodgers de Los Ángeles en los últimos años, pagándole 5.5 millones de dólares esta temporada sin jugar y le deben 6.5 millones del 2019 para completar un contrato de 25 millones de dólares, aunque ya le dieron de baja.

Entonces, ¿qué puede buscar Arruebarrena en Nicaragua, cuando se supone que tiene suficiente dinero en el bolsillo y además aquí hay mucha austeridad por lo acontecimientos del último año?

Lo más seguro que pretende que aquí sea el punto de partida de un relanzamiento de su carrera. Solamente jugó siete partidos en Ligas Menores en 2017 y ninguno este año, antes de recibir su libertad incondicional en julio pasado.

Sí  Arruebarrena quiere volver a brillar, entonces preparémonos para ver a un jugador electrizante, dueño de las cinco herramientas y hambriento por hacerse notar.

Del talento del cubano nada se discute. El asunto alrededor de él es su actitud y disciplina, que lo llevaron a ser suspendido varias veces por los Dodgers, hasta que estos agotaron su paciencia y lo dejaron fuera.

También: Randy Pondler con permiso de Toronto para jugar con el Bóer

Con 28 años de edad, Arruebarrena todavía es joven y pudo haber madurado, y en una liga como esta, de pocas figuras importantes, debe hacerse notar sin problemas.

 Cáceres caliente en Cuba

El cubano Maikel Cáceres jugará por tercera temporada consecutiva con el Bóer, aunque en estos momentos está en la liga de su país con Holguín y es el sublíder de los bateadores con promedio de .416, además que es tercero en jonrones (10) y tercero en empujadas (41), y número uno en hits (77).

Cáceres salió legalmente de Cuba en 2015 y este año decidió regresar a la pelota antillana, así que falta por ver qué clase de arreglo tiene porque es anunciado aquí con la tribu.

El también patrullero cubano Víctor Muñoz, quien jugó por última vez en Cuba en 2015, pero no se conoce más de su carrera, es otra de las contrataciones del Bóer.

Los cinco importados de la tribu lo completan los tiradores dominicanos Manauris Báez y Manuel Soliman, ambos también fueron parte de la tribu en la campaña anterior.

Báez fue un tirador de impacto con el Bóer y junto a los profesionales nicas Leonardo Crawford y Randy Pondler deberán formar una llamativa tripleta de abridores.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: