Policía Orteguista prohíbe en Nicaragua fuegos artificiales artesanales para diciembre

La noticia se dio a conocer a través del comunicado 06-2018, el cual entra en vigencia el martes 6 de noviembre y se prolonga hasta el 6 de enero de 2019.

En Masaya unos 28 comerciantes de pólvora están listos para vender sus productos. LA PRENSA/N.GALLEGOS

Si usted es de las personas que le gusta quemar pólvora para Navidad y Fin de Año, debe saber que la Policía Orteguista ha prohibido la importación, elaboración, comercialización y manipulación de morteros, carga cerrada de vara y bombas artesanales.

La noticia se dio a conocer a través del comunicado 06-2018, el cual entra en vigencia el martes 6 de noviembre y se prolonga hasta el 6 de enero de 2019, donde además se informa que estará prohibido el traslado de productos pirotécnicos en vehículos colectivos y la venta en mercados, pulperías y de forma ambulante.


Te recomendamos: Así se fabrican los morteros que usan los manifestantes


Otras prohibiciones son: venta, comercialización y manipulación de la pólvora a menores de edad; el traslado y transportación en vehículos que no cumplan con los requisitos establecidos por la Policía; y la portación de armas de fuego, cortopunzantes y municiones a nivel nacional del 1 de diciembre al 1 de enero del próximo año, con excepción del Ejército y Sistema Penitenciario.

Los pobladores de Monimbó usaban morteros para defenderse de los ataques de la Policía y paramilitares. LA PRENSA/ ARCHIVO
Los pobladores de Monimbó usaban morteros para defenderse de los ataques de la Policía y paramilitares. LA PRENSA/ ARCHIVO/ MANUEL ESQUIVEL

Recomendaciones para evitar tragedias

En el mismo comunicado, la Policía Orteguista al servicio de la dictadura que encabeza Daniel Ortega y su pareja la dictadora Rosario Murillo, recomienda a las personas que visitan los puestos de venta acatar las indicaciones de seguridad y regulaciones establecidas , además manteniendo el cuidado en el traslado del producto; que la manipulación sea por personas adultas y sobrias; y por último aclara que no se permitirá los puestos de comercialización en sitios no autorizados.

Podés leer: Policía prohibió producción y venta de pólvora en talleres de Carazo

Tales disposiciones ocurren en medio de la crisis sangrienta que en Nicaragua ha dejado entre 325 y 528 personas asesinadas en su mayoría por policías, paramilitares y fanáticos del orteguismo, con la venia del Estado de Nicaragua y la dictadura familia Ortega-Murillo.

Los morteros artesanales fueron las únicas armas de defensa de los pobladores en la ciudades que se sublevaron ante la dictadura, cuando esta inició las matanzas de abril a punta de armas de fuego y fusilería de guerra, con ametralladoras rusas, rifles de francotiradores y hasta lanza-misiles RPG-7 de la industria de guerra rusa.

Guerra sucia contra el pueblo

En su continua jornada de represión en beneficio de la dictadura, ante la cual la Policía Orteguista se ha puesto bajo su servidumbre hasta el extremo de ver a oficiales y comisionados bailando grotescamente para alabar al dictador Ortega, el gobierno ha ordenado sancionar, perseguir y encarcelar a los artesanos de la pólvora que tradicionalmente han vivido de la fabricación y comercialización de sus productos.

Lea también: Monimbó, el bastión histórico del FSLN, se rebela ante el orteguismo

En Masaya, al menos cinco familias que por generaciones se han dedicado a fabricar y vender fuegos artificiales, han sido detenidas y miembros suyos acusados de «terrorismo» por elaborar cargas cerradas, morteros y cohetes de vara, productos que los feligreses usan en sus fiestas católicas.

Y es que la dictadura desde abril a la fecha no solo le ha declarado la guerra sucia a los artesanos de la pólvora, empresarios, medios de comunicación, campesinos, estudiantes, embajadores, médicos independientes, organizaciones de derechos humanos, organismos no gubernamentales y donantes, sino principalmente a la Iglesia Católica y sus obispos, a quienes acusa de «golpistas» y «terroristas», pese a la abrumadora información que categóricamente establece la responsabilidad de la dictadura y la policía bajo su servidumbre en las masacres y otros crímenes atroces desde abril.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: