Desastre económico de Nicaragua en el 2019 será peor, advierte sector privado

La falta de voluntad del régimen de Daniel Ortega de buscar una salida negociada a la crisis sociopolítica está empujando a que el próximo año la tasa de contracción de la economía oscile entre 5.2 y 8.7 por ciento

El turismo ha caído fuertemente en Granada por la crisis. Más de 100 negocios han cerrado. LA PRENSA/ LUCÍA VARGAS

El turismo ha caído fuertemente en Granada por la crisis. Más de 100 negocios han cerrado. LA PRENSA/ LUCÍA VARGAS

Si 2018 pasará a la historia como uno de los peores años para la economía desde los años ochenta, 2019 apunta a ser aún más dramático para el empleo, el salario, la inversión extranjera, el turismo, la construcción, la llegada de cooperación internacional, el sistema financiero nacional y el consumo nacional en general, advirtió el miércoles la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

[Video] Desastre económico en 2019 será peor para Nicaragua

La falta de voluntad del régimen de Daniel Ortega de buscar una salida negociada a la crisis sociopolítica está empujando a que el próximo año la tasa de contracción de la economía oscile entre 5.2 y 8.7 por ciento, superior al 4 por ciento que se prevé para este año.

Lea además: Asesor de seguridad de Donald Trump advierte que EE.UU. ejercerá más presión a Ortega, Maduro y Castro

De concretarse las estimaciones de Funides para el próximo año, el derrumbe será peor que el visto inclusive en 2009, cuando Nicaragua sufrió el embate de la crisis financiera internacional y que causó una caída de la economía de 3.3 por ciento.

La última vez que Nicaragua registró un nivel de contracción económica como la estimada por Funides fue en 1988, con una reducción de 12.4 por ciento, y en ese año también gobernaba el actual dictador Daniel Ortega. En los años siguientes hubo, además de crecimientos, caídas del PIB en algunos años pero esas tasas nunca superaron el 4 por ciento, según las estadísticas del Banco Central.

Lea más en: Orteguismo desoye pedidos del sector privado y crea la sustituta de Albanisa: Enimex

El rostro más dramático de las proyecciones de Funides, que el miércolesdio a conocer las perspectivas 2019 basado en información económica de agremiados del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), serán los más de cuatrocientos mil nicaragüenses que no podrán recuperar sus empleos perdidos este año, porque debido a la falta de confianza entre los agentes económicos la inversión seguirá cayendo, lo que dificulta cualquier posibilidad de crear nuevos puestos de trabajo.

Además los desempleados actuales deberán competir con otros veinte mil que ingresarán al mercado nacional en búsqueda de un puesto de trabajo. Asimismo, las empresas continuarán despidiendo dada la imposibilidad de que el consumo nacional —que impacta las ventas y por ende los ingresos— mejore.

Puede leer también: Presidente de Funides: “Veo a Nicaragua empobreciéndose rápidamente si no hay un cambio de estilo de gobernanza”

Toda esta situación golpearía con fuerza los salarios, de por sí ya bajos, porque ante una excesiva sobreoferta de mano de obra habrá presión sobre estos, advierte Funides.

El sistema financiero continuaría su proceso de contracción tanto en depósitos como en crédito, lo que dañará a las actividades productivas. Los productores de frijol, maní y plátano ya acumulan menores áreas cultivadas para el ciclo 2018-2019.

Le puede interesar: FMI: Políticas para restablecer la confianza del sector privado son esenciales para recuperar la economía en Nicaragua

No en vano, el presidente de la junta directa de Funides, Gerardo Baltodano, admitió ante empresarios y el cuerpo diplomático: “Veo a Nicaragua empobreciéndose rápidamente si no hay un cambio de estilo de gobernanza en el país”.

Más pobres

La crisis ya está teniendo su efecto en la pobreza. Esta pasará este año de 29.6 por ciento antes de la crisis, que estalló en abril, a 38.9 por ciento. “El aumento de las personas en situación de pobreza podría continuar si la crisis se extiende a todo el 2019. Existen alrededor de 1.2 millones de personas que, no son pobres, están en riesgo de caer en situación de pobreza si llegan a perder su empleo o si su ingreso se reduce el próximo año”, según Funides.

Puede leer más en: Crece la mora mientras el crédito se achica en Nicaragua

A criterio de Baltodano, mientras en Nicaragua no haya un cambio institucional y democrático, la posibilidad de atraer inversión y cooperación internacional “es muy baja”, por lo cual “es muy probable prever una contracción aún más fuerte en la economía por la necesidad de crear el ahorro interno para compensar el déficit externo”.

“Se ha incrementado el riesgo país de forma preocupante y estamos entrando en una crisis económica sin igual desde la década de los 80”, reveló.

Le puede interesar: Laura Dogu advierte a inversionistas del riesgo de traer su dinero a Nicaragua

En sus proyecciones Funides plantea dos escenarios: la economía caería 5.2 por ciento si la construcción continúa cayendo, la manufactura se ajusta gradualmente, hoteles, restaurantes y sistema financiero siguen cayendo pero de manera menos dramática.

En cambio, la economía se desplomaría 8.7 por ciento si la manufactura cae, al igual que la construcción, hoteles, restaurantes y sistema financiero, pero a niveles mayores que en último trimestre de 2018.

Crisis es de derechos humanos

“Realmente no estamos ante una crisis económica, más bien estamos ante una crisis de derechos humanos, cuya magnitud y gravedad ha sido expuesta por la comunidad internacional, que ha dado un apoyo contundente al pueblo de Nicaragua, por lo cual siempre debemos quedar fuertemente agradecidos”, agregó.

Y es que la crisis actual se originó luego que el dictador ordenara el 18 de abril reprimir las protestas cívicas contra una fallida reforma a la seguridad social. Desde entonces más de quinientos nicaragüenses han sido asesinados, más de cuatro mil fueron heridos, decenas han desaparecidos y 558 han sido encarcelados por el régimen.

Lea más en: Caída del consumo interno provoca reducción en las importaciones de Nicaragua

Además, en los primeros meses de la crisis, simpatizantes orteguistas saquearon comercios e invadieron propiedades, al tiempo que el gobierno creó una empresa estatal que competirá en el mercado de las exportaciones y amenaza con quitarles las exoneraciones.

Según un análisis de Funides, Nicaragua en los últimos diez años ha fundamentado su crecimiento en cinco pilares: exportaciones, inversión extranjera, cooperación internacional, remesas y turismo.

De esas bases que han permitido a la economía crecer más de 4 por ciento, el próximo año solo remesas continuaría creciendo y en el caso de las exportaciones dependerá tanto de factores externos como internos, es decir, por el lado de los precios internacionales y por el impacto que tenga la creación de Enimex.

Falta de institucionalidad auguró crisis

Baltodano admitió que la actual crisis sociopolítica no es una situación que agarró por sorpresa al país, puesto que desde hace varios años Funides y otras voces habían advertido que la falta de institucionalidad en Nicaragua provocaba que las tasas de crecimiento no fueran sostenibles y que se necesitaba volver al camino de la democracia porque, de lo contrario, en el futuro esa debilidad pasaría la factura a los nicaragüenses.

“Lo que nunca nos imaginamos era lo sangriento y lo violento de la factura, ni de qué tan pronto la recibiríamos”, admitió.

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, aseveró el miércoles que ni el aguinaldo que entrará el próximo mes a la economía evitará que la economía caiga cuatro por ciento.

“Es una crisis sociopolítica que se originó de una violación de los derechos humanos, aunque se esté manejando otra narrativa. La verdad es que hoy estamos enfrentando una situación que ya entra en una segunda fase, ahora estamos viendo cada vez más desempleados, cada vez más inseguridad, estamos siendo afectados por decisiones de la cooperación internacional de recortar programas que benefician a todos los ciudadanos sin distingos”, afirmó.

 

 

Se espera que la incertidumbre entre los agentes económicos se incremente en el cuarto trimestre, afectando en mayor medida al comercio, los servicios y la actividad del sistema financiero”.
Informe de coyuntura Funides.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: