Madres de asesinados durante protestas en León exigen justicia por sus muertes

Los familiares que visitaron las tumbas de sus deudos denunciaron que los asesinatos ocurrido en León en contra de adolescentes y jóvenes, no han sido investigados por la Policía Orteguista

Luisa Emilia Sánchez, de 42 años, madre del joven Alex Enrique Machado Vázquez, de 24 años, quien fue asesinado por parapolicias el 5 de julio, también pidió justicia este viernes mientras se encontraba enflorando la tumba de su hijo el cementerio San Juan Bautista. En el mismo cementerio a la par de Machado se encuentran dos jóvenes más. LA PRENSA/ EDDY LÓPEZ

Luisa Emilia Sánchez, de 42 años, madre del joven Alex Enrique Machado Vázquez, de 24 años, quien fue asesinado por parapolicias el 5 de julio, también pidió justicia este viernes mientras se encontraba enflorando la tumba de su hijo el cementerio San Juan Bautista. En el mismo cementerio a la par de Machado se encuentran dos jóvenes más. LA PRENSA/ EDDY LÓPEZ

Los familiares de lo jóvenes que fueron asesinados por el régimen dictatorial de Daniel Ortega durante la crisis sociopolítica, exigen este viernes, Día de los Muertos, justicia y explicaciones de parte de las autoridades sobre dichos asesinatos.

Los familiares que visitaron las tumbas de sus deudos denunciaron que los asesinatos ocurrido en León en contra de adolescentes y jóvenes, no han sido investigados por la Policía Orteguista (PO) después de cuatro meses de haber ocurrido.

Lea además: La ciudad universitaria, un laberinto de murallones

En julio, durante la «operación limpieza» que ejecutó el régimen en distintos municipios de León, la PO junto a paramilitares masacraron a tres jóvenes en el barrio indígena de Sutiaba, en León. Las víctimas fueron Alex Enrique Machado Vázquez, Danny Ezequiel López y Junior Alexander Núñez Rojas, de 21 años, 24 años y 21 años respectivamente.

En Sutiaba, León, con adoquines y una cruz, así luce uno de los lugares donde cayó asesinado el joven Junior Alexander Núñez Rojas, de 21 años. LAPRENSA/Eddy López

Según Claudia María Peralta, de 49 años, visitó junto a otros familiares la tumba donde están los restos de su hijo, Mario Antonio Martínez Peralta, de 18 años, en el cementerio San Juan Bautista, en Sutiaba. La noche del 6 de julio, Mario fue asesinado por paramilitares encapuchados. En esa ocasión recibió 18 balazos en diferentes partes del cuerpo. “Era un muchacho trabajador, tranquilo y humanitario, pido justicia y la Policía no ha dicho nada”, dijo la mamá del difunto.

Lea más en:Pobladores vuelven a levantar barricadas en el barrio San Sebastián, en León

Luisa Emilia Sánchez, de 42 años, madre del joven Alex Enrique Machado Vázquez, de 24 años, quien fue asesinado el 5 de julio por paramilitares, al igual que las demás madres exigió justicia mientras enfloraba la tumba de su hijo, en el cementerio San Juan Bautista. A la par de la tumba del joven se encuentran dos víctimas más. “Me lo mataron el cinco de julio, fue la Policía, pero yo sé que se hará justicia”, manifestó Sánchez.

Luisa Emilia Sánchez, de 42 años, madre del joven Alex Enrique Machado Vázquez, de 24 años, quien fue asesinado por parapolicias el 5 de julio. LAPRENSA/Eddy López

Enfloran tumba de monaguillo asesinado

Ivania del Socorro Dolmus, de 40 años, presenció el asesinato de su hijo, el monaguillo Sandor Manuel Pineda Dolmus, de 15 años, y mientras enfloraba la tumba de su hijo en el cementerio de Guadalupe, en León, se unía al clamor de otras madres: Justicia para sus familiares.

El joven monaguillo recibió un disparo en el pecho el pasado 14 de junio, día del primer Paro Nacional, a pocos metros de su casa ubicada en el barrio San Juan. “Es cosa dura venir al cementerio, pido justicia por la muerte de mi hijo”, dijo Dolmus.

Ivania del Socorro Dolmus, de 40 años, quien presenció el asesinato de su hijo, el monaguillo Sandor Manuel Pineda Dolmus, de 15 años, pidió justicia. LAPRENSA/Eddy López

En Sutiaba, León, uno de los lugares donde cayó asesinado el joven Junior Alexánder Núñez Rojas, de 21 años, mientras defendía una barricada en julio, fue adornada con adoquines y una cruz, como símbolo de su lucha.

De igual manera, amigos y familiares también colocaron una cruz con adoquines donde murió el joven Alex Enrique Machado Vázquez, de 24 años, quien se mantenía en unas las barricadas de las calles de Sutiaba y que fue asesinado por paramilitares en julio.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: