Banca frena la entrega de US$452 millones en crédito para responder a la demanda de depósitos

La situación para las actividades productivas y de consumo ha empeorado debido a que también las instituciones de microcrédito han frenado sus colocaciones lo que ha provocado una merma en su cartera de clientes

El sector financiero ha sido uno de los más afectados por la crisis en Nicaragua. La entrega de créditos se redujo y la fuga de depósitos en dólares aumentó. LA PRENSA/ ARCHIVO

En Nicaragua más del ochenta por ciento del crédito está dolarizado, mientras que la gran mayoría recibe sus salarios en córdobas. LA PRENSA/ARCHIVO

El Sistema Financiero Nacional, particularmente la banca, ha debido aplicar fuerte medidas restrictivas en la colocación de préstamos e inversiones para poder hacer frente a la salida masiva de depósitos, lo que ha golpeado en cascada a todas las actividades productivas, el consumo nacional, los servicios y otros sectores económicos.

Esto es lo que explicaría por qué desde el estallido de la crisis la liquidez de la banca ha crecido, y no necesariamente por la inyección de capital fresco, lo que ha tenido un duro efecto en todas las actividades productivas y el consumo nacional, que estaría ocasionando una caída del Producto Interno Bruto para este año del 4 por ciento.

Generalmente la banca recupera cartera crediticia para continuar colocando, pero desde el inicio de la crisis ha optado por no recolocar el dinero y realimentar su liquidez.

Según un análisis publicado por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), desde el estallido de la crisis y hasta septiembre los bancos han tenido que frenar la entrega de 452 millones de dólares en créditos, además el Banco Central a través de operaciones de reportos le ha inyectado mediante préstamos 285 millones de dólares de corto plazo.

Lea: Desastre económico de Nicaragua en el 2019 será peor, advierte sector privado

También ha incidido en que los bancos han optado por no invertir 214 millones de dólares en actividades adicionales a lo que comúnmente acostumbran para generar mayores ingresos a sus cuentas.

Esas medidas, entre otras acciones, es lo que ha permitido que la liquidez bancaria, que no es más que la capacidad de los bancos para satisfacer la demanda de dinero por parte de los depositantes, haya pasado de un poco más del 31.76 por ciento en marzo de este año a 37.4 por ciento de los depósitos totales hasta septiembre.

Pero esto ha tenido una consecuencia severa en las actividades económicas, según reflejan las cifras oficiales. A excepción del crédito hipotecario que crece de forma desacelerada, según Funides, el resto muestra fuertes contracciones que al final impactan el consumo nacional y la producción.

Entre enero y septiembre de este año, el crédito personal se ha achicado 10.1 por ciento con respecto a igual periodo del año pasado; el comercial 7.4 por ciento; el de tarjeta de crédito 6.8 por ciento; el agrícola 2.7 por ciento; la ganadería 4.8 por ciento; y el industrial 2.7 por ciento. Solo los préstamos hipotecarios crecieron 3.5 por ciento, una tasa inferior con respecto al 11 por ciento en igual periodo del año pasado.

Estas reducciones coinciden con la salida equivalente a 1,253 millones de dólares de los depósitos de la banca nacional entre abril y septiembre de este año. De ese monto, unos 900 millones en dólares y el restante en moneda nacional.

Le puede interesar: FMI: Políticas para restablecer la confianza del sector privado son esenciales para recuperar la economía en Nicaragua

“La contracción del sector comercial es resultado de la reducción del comercio al por mayor y menor, a consecuencia de los menores ingresos que las personas disponen para consumir por el aumento del desempleo y la informalidad laboral, así como la contracción del crédito para el consumo”, precisa Funides en la actualización de su monitoreo mensual correspondiente a septiembre de este año.

Inclusive Funides atribuye una menor demanda en las ventas de agroquímicos “a la reducción del crédito al sector agrícola. En este sentido, los productores han disminuido su demanda por insumos agrícolas, como fertilizantes y urea”.

Microcrédito golpeado, pero mejora su riesgo

Y mientras la banca decide restringir fuertemente su colocación de crédito, también las instituciones de microfinanzas experimentan una contracción en la cartera de préstamos y, por ende, en la de clientes.

La cartera de clientes que hasta diciembre pasado tenía 570 mil beneficiarios, hasta septiembre de este año estaba cerca de los 450 mil.

Según datos publicados por Funides, también la cartera de crédito había descendido fuertemente desde que comenzó la crisis el 18 de abril, coincidiendo con un aumento de la cartera en riesgo.

Hasta diciembre de 2017, la cartera en riesgo de las microfinancieras representaba el 3.1 por ciento del total de la cartera bruta de crédito, pero hasta septiembre de este año esta había subido a 14.9 por ciento.

Puede leer más en: Crece la mora mientras el crédito se achica en Nicaragua

Sin embargo, a nivel desagregado se observa que el nivel de cartera en riesgo registró un descenso en septiembre comparado con julio, cuando alcanzó 17.4 por ciento, su nivel más alto desde abril cuando comenzó a subir.

No visto desde el 2012

Según registros de la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras, la última vez que el sistema financiero nacional registró un nivel de liquidez del 37.4 por ciento fue entre 2009 y 2012. En 2009, en pleno impacto de la crisis financiera mundial, la liquidez bancaria superó el 40 por ciento, pero luego empezó a descender durante los siguientes años.

El nivel más alto que ha experimentado este indicador desde que comenzó la crisis sociopolítica en Nicaragua es el de septiembre.

La Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) y el Consejo Superior de la Empresa Privada han señalado que para superar la crisis se requiere un diálogo con el régimen, para negociar una solución política a las demandas de todos los sectores sociales.

Lea más en: Caída del consumo interno provoca reducción en las importaciones de Nicaragua

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: