LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

La invasión de tierra también ha afectado a las empresas ejecutoras de proyectos de viviendas, algunas de las cuales han paralizado inversión. LAPRENSA/ARCHIVO

Negocio de las urbanizaciones se hunde debido a la crisis sociopolítica en Nicaragua

La crisis echó por la borda incluso las últimas medidas que el Gobierno había tomado para aumentar el techo de las viviendas subsidiadas

Además del turismo y el comercio, el sector urbanizador se perfila como uno de los sectores más golpeados por la crisis sociopolítica, que hoy arriba a 199 días, y las perspectivas de cierre en cuanto a desarrollo de proyectos de construcción de viviendas son desalentadores.

En el monitoreo sobre la evolución de las actividades económicas, Funides reveló que de los treinta proyectos habitacionales que se esperaban para este año, solo se ejecutarán doce.

Lea además: Desastre económico de Nicaragua en el 2019 será peor, advierte sector privado

Eso habrá provocado que en lugar que al sector construcción se le inyecte este año los 162 millones de dólares por la ejecución de las obras de viviendas, solo se podrán desembolsar 56 millones de dólares, 35 por ciento de lo que se había planificado antes de que estallara la crisis sociopolítica, la cual amenaza con profundizar sus estragos económicos hasta el próximo año, según alertó la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides).

Esto representa un duro revés para Nicaragua, que tiene un déficit de 957,000 viviendas, de las cuales 347,691 urgían ser construidas, según el último dato del Instituto Nicaragüense de la Vivienda Urbana y Rural (Invur) en 2013.

Lea más en: Orteguismo desoye pedidos del sector privado y crea la sustituta de Albanisa: Enimex

La crisis echó por la borda incluso las últimas medidas que el Gobierno había tomado para aumentar el techo de las viviendas subsidiadas con lo que esperaba dar un impulso a las construcciones multifamiliares este año, metas que por ahora se han quedado en papel.

Incluso el año pasado cuando el dictador comenzó su actual periodo de gobierno, tras reelegirse en unas cuestionadas elecciones, prometió que en los próximos cinco años construiría unas 120 mil viviendas, es decir 23,900 unidades por año.

En su momento, la Cámara de la Construcción de Nicaragua estimó que para mellar el creciente déficit habitacional se requeriría construir por año entre 15 mil y 25 mil viviendas.

Lea además: Asesor de seguridad de Donald Trump advierte que EE.UU. ejercerá más presión a Ortega, Maduro y Castro

Sin embargo, todas esas proyecciones quedaron en eso, en perspectivas. Las ventas de viviendas en septiembre cayeron 80 por ciento con respecto a igual periodo del año pasado y mientras no se encuentre una salida negociada a la crisis política actual, la perspectiva es que en 2019 no se coloque ni una casa.

Con o sin crisis sector vivirá un 2019 difícil

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, afirmó que si se lograra una salida a la crisis sociopolítica el próximo año el sector urbanizador lograría colocar entre mil y 1,500 casas, lo que estaría lejos de las seis mil que proyectaba vender este año.

Puede leer también: Presidente de Funides: “Veo a Nicaragua empobreciéndose rápidamente si no hay un cambio de estilo de gobernanza”

“El sector ha llegado a vender hasta seis mil casas al año y el próximo año estamos entre no vender en un escenario sin salida (a la crisis) y vender entre mil y 1,500 casas en un escenario con salida (de la crisis) que empiece a mover algo de crédito para el sector”, afirmó Aguerri.

LA PRENSA intentó conocer la versión de la Cámara de Urbanizadores (Cadur), pero ninguno de los directivos de este gremio respondió a las llamadas.

Los proyectos habitacionales se ofrecían al público a través de distintas ferias que Cadur organizaba a lo largo del año, pero debido a la crisis este año no se realizó este evento, lo que significó un duro golpe al sector.

Le puede interesar: FMI: Políticas para restablecer la confianza del sector privado son esenciales para recuperar la economía en Nicaragua

El sector, al igual que otras siete actividades económicas, ha sufrido el endurecimiento del crédito por parte de la banca, que ha soltado dinero al crédito hipotecario a cuenta gota, y muestra de ello es que hasta septiembre la cartera hipotecaria había crecido 3.5 por ciento, lejos del 11 por ciento que experimentó en igual periodo del año pasado.

Ajustándose a esa realidad del crédito, de los 162 millones de dólares planificados en proyectos habitacionales este año, 32 millones de dólares hasta septiembre se habían ejecutado y se esperaba avanzar en otros 24 millones de dólares entre octubre y diciembre, según revela el monitoreo de Funides, que recogió información de las empresas asociadas a las cámaras del Cosep.

Puede leer más en: Crece la mora mientras el crédito se achica en Nicaragua

Pero además el sector urbanizador está previendo que en los próximo seis meses no van a lograr levantar cabeza, según los resultados de una encuesta de percepción para los próximos meses que realizó Funides en el marco de su monitoreo de actividades económicas.

El economista Sergio Santamaría señala que esto solo evidencia que desde que comenzó la crisis el sector más afectado es la construcción y el turismo. “Los bancos no están dando nuevos créditos y eso está afectando al sector, el problema es que mientras no haya una estabilidad política, confianza, y los sectores que sostienen la economía siguen con esta tendencia negativa, todos los sectores incluyendo la urbanización no van a recuperarse”, dijo Santamaría.

Cae precio de la vivienda

Santamaría recordó que debido a la crisis el valor de las viviendas y de los activos disminuyó, lo que también traerá presión en el sector urbanizador.

Le puede interesar: Laura Dogu advierte a inversionistas del riesgo de traer su dinero a Nicaragua

De hecho, la construcción privada en Nicaragua durante el segundo trimestre de 2018 mostró un comportamiento negativo, según refleja un informe del Banco Central de Nicaragua (BCN).

Según el Informe de Construcción Privada, el área efectivamente construida registró una disminución interanual de 8 por ciento y una reducción acumulada de 3.8 por ciento. Esto debido a la caída en el sector residencial (-19.9 por ciento respecto a igual periodo del año pasado) y la industria (-39.4 por ciento interanual), según el BCN.

Lea más en: Caída del consumo interno provoca reducción en las importaciones de Nicaragua

Por zona geográfica, se observó en Managua una disminución de 29.5 por ciento en el sector residencial y en el resto de ciudades una reducción del 9 por ciento en el segundo trimestre de este año.

La construcción de viviendas de interés social en el segundo trimestre de este año cayó 25.1 por ciento con respecto a igual periodo del año pasado.

Salida a crisis es con diálogo

Funides y Cosep han insistido que para evitar mayores estragos en la economía, como consecuencia de la crisis política, se debe encontrar una salida a través de la mesa de diálogo.

El presidente de la junta directiva de Funides, Gerardo Baltodano, alertó de que Nicaragua se empobrecerá más “si no hay un cambio de estilo de gobernanza en el país” y dijo que el próximo año el desastre económico se profundizará con una caída de entre 5 y 8 por ciento del Producto Interno Bruto, el doble del porcentaje esperado para este año.

“Se ha incrementado el riesgo país de forma preocupante y estamos entrando en una crisis económica sin igual desde la década de los 80”, afirmó.

Desempleo impacta

La caída en picada de las construcciones de viviendas en el sector urbanizador coincide también con la pérdida y suspensión de empleo como consecuencia de la crisis. Según el monitoreo de la Funides, hasta septiembre al menos 417 mil personas habían sido despedidas o suspendidas de sus puestos de trabajo, de las cuales 127 mil se encuentran buscando empleo y el resto se había insertado en actividades de subempleo con bajos ingresos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: