Jóvenes acusados de profanar cadáver de paramilitar en Managua

“No paran de cometer ilegalidades contra los muchachos que aún andan infectadas las quemaduras que les hicieron con monedas en las manos y espalda en el Distrito Siete de la Policía”, dijo Sugey Ríos Estrada.

Madres denuncian arbiotrariedades contra sus hijos acusados de profanar cadáver de paramilitar. LA PRENSA/ M. VÁSQUEZ

Cristofer Méndez de 23 años, Ulises Rubén Tobal de 23 años y Erick Antonio Carazo Talavera, de 18 años, fueron acusados ayer de forma sigilosa, después de varios días de detención ilegal por supuestamente profanar el cadáver de un supuesto paramilitar Francisco Ramón Aráuz Pineda. Así mismo fueron acusados de tenencia ilegal de arma de fuego y alteración al orden público.

Las madres de los jóvenes procesados denunciaron que a pesar que la abogada Yonarqui Martínez, quien los defendería en la audiencia estaba esperando en los pasillos frente al Juzgado Décimo Distrito Penal de Audiencia de Managua, donde se ventiló el expediente, ante el juez orteguista Celso Urbina, no la dejaron entrar hasta que terminó dicha audiencia.

“No paran de cometer ilegalidades contra los muchachos que aún andan infectadas las quemaduras que les hicieron con monedas en las manos y espalda en el Distrito Siete de la Policía”, dijo Sugey Ríos Estrada.

El presunto paramilitar Aráuz Pineda fue quemado en la vía pública el 16 de junio, mismo día que paramilitares quemaron viva a una familia entera, entre ellos dos niños, en el barrio Carlos Marx de Managua.

“No se como acusan a los muchachos de esos hechos si en el video los que aparecen están encapuchados”, dijo Jaqueline Talavera.

Ulises Rubén Toval Ríos tiene quemaduras en sus manos y espalda, hechas con monedas calientes. Lo torturaron porque se resistía a declararse culpable de haber participado en la quema del presunto paramilitar.

Luego, los jóvenes fueron trasladados a la Dirección de Auxilio Judicial, el pasado 19 de octubre.

Captura violenta

La madre de Toval, Sugey Ríos Estrada, explicó que cuando la PO llegó a secuestrarlo, lo siguió y le iba disparando, al final, lo atraparon y se lo llevaron y lo golpearon en la tina de la patrulla. Los oficiales también allanaron su casa y se llevaron prendas de valor, teléfonos y la motocicleta de su hijo.

Ríos dijo que su hijo le contó que cuando le ponían las monedas calientes, el oficial le decía: “Así como quemaron al policía así van a aguantar ustedes también”, relató Ríos, quien ha intentado que su hijo reciba pomadas para atender las quemaduras, pero estas no se las pasan, contó.

Igualmente ayer vio las heridas infestadas y no saben si el juez mandó a los afectados a ser valorados por medicina legal.

El juez Urbina, admitió la acusación, ordenó la prisión preventiva contra los acusados y programó la audiencia inicial para el próximo 14 de noviembre.

La abogada Yonarqui Martínez ya realizó los trámites del cambio de defensa aseguraron las madres y esperan que la dejen ejercer la defensa en la próxima audiencia.

María Elsa Montoya, abuelita del procesado Cristofer Méndez también se presentó a la audiencia y lamentó que el juez no permitiera que entrara su abogada porque de seguro no querían que vieran las quemadas.

Anduvieron en marchas y plantones

Cristofer Méndez de 23 años, Ulises Rubén Tobal de 23 años y Erick Antonio Carazo Talavera participaron en marchas y plantones contra el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, incluso Erick talavera estuvo atrincherado en la Upoli en abril pasado, pero asegura que ella mismo llegó a sacarlo por el peligro que corrían.

Las madres también niegan que sus hijos hayan hechos la quema del cuerpo del paramilitar. También denunciaron que ya sabían que andaba en una lista hecha por miembros del Consejo del Poder Ciudadano del barrio donde habitan.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: