Proyecciones no favorecen a los nicas en Grandes Ligas en 2019

La esperanza es que en 2019 todos los nicas estén saludables y que siga creciendo la lista de nicas en el mejor beisbol del mundo.

JC Ramírez ganó frente a los Medias Rojas de Boston en su apertura anterior. LA PRENSA/Dave Reginek/Getty Images/AFP

JC Ramírez salió sin decisión en primera salida con los Tomateros de Culiacán. LA PRENSA/ARCHIVO

Nicaragua tuvo a cinco jugadores en las Grandes Ligas por primera vez en una misma temporada, pero con tan mala fortuna que no estuvieron en acción al mismo tiempo, porque todos en algún momento estuvieron en la lista de lesionados y algunos de ellos tan grave que perdieron la mayor parte del año.

La esperanza es que en 2019 todos estén saludables y que siga creciendo la lista de nicas en el mejor beisbol del mundo.

Te puede interesar: Noviembre es el mes de los premios en las Grandes Ligas

No obstante, las proyecciones estadísticas de Steamer del sitio web Fangraphs, que intenta predecir el comportamiento de los jugadores de acuerdo a una fórmula que toma en cuenta la mayor parte de aspectos del juego, incluyendo los antecedentes, talento y edad de los peloteros, no es muy alentadora para los pinoleros.

Erasmo: 5-6 4.84

En este momento Erasmo Ramírez ni siquiera tiene equipo y es un agente libre, tras ser removido del roster de 40 de Seattle. Ha dicho que varios clubes han mostrado interés en él y con 28 años de edad y un talento innegable, debe encontrar un nuevo hogar.

Sin embargo, viene de la probable temporada más difícil de su carrera, porque se lesionó dos veces y su rendimiento se vino a pique, reduciendo su valor en el mercado.

Steamer, el programa de proyecciones, valora a Erasmo como un abridor y le augura 16 aperturas con balance de cinco victorias y seis derrotas, más 4.84 en efectividad en 94 innings, con 15 jonrones en contra, más una buena proporción de ponches (70) por bases por bolas (28), que ha sido una característica del rivense.

Cheslor: .257 y 4HR

Se suponía que éste sería el año de Cheslor Cuthbert para saltar al siguiente nivel como bigleaguer, pero el costeño arrancó lento con Kansas City y luego se lesionó perdiéndose la segunda mitad de la campaña.

Así que es natural que a su alrededor existan muchas dudas. Ahora mismo no ha logrado despegar en la Liga Mexicana del Pacífico, la cual es de mucho bateo y sirve para levantar el autoestima de los artilleros, pero el nica anda por debajo de .200 con los Yaquis de Ciudad Obregón.

De modo que no es de asustarse que Steamer le pronostique cifras discretas de .257 de promedio de bateo, con siete dobles, cuatro jonrones, 15 carreras anotadas y 15 impulsadas en 34 juegos. Al menos son mucho mejores que las registradas este año, en el que bateó para .194 con tres vuelacercas y siete remolques en 30 partidos.

Blandino: .230 y 3HR

Alex Blandino debutó este año en las Mayores con Cincinnati y se mostró como un jugador de súper utilidad, hasta lanzó.  Sin embargo  en julio se lesionó en una colisión y se le practicó una cirugía de reparación del ligamento colateral intermedio de su rodilla derecha, y se espera que esté listo para reportarse al próximo spring training.

También: Jonathan Loáisiga se mantiene de tercero en ranking de prospectos de los Yanquis

Al menos en este comienzo de su carrera como bigleaguer, Blandino asoma como un tapa huecos en Cincinnati y Steamer le augura un tiempo de juego limitado con 33 partidos y 116 turnos al bate, más siete dobles, tres cuadrangulares, 14 anotadas, 14 impulsadas y un robo de base, junto a un promedio de bateo de .230.

JC: 1-1 en 3 juegos

JC Ramírez ilusionó con una llamativa temporada como abridor en 2016 con los Angelinos, luego de haber sido utilizado en toda su carrera como un relevista, sin embargo terminó el año en la lista de lesionados y se sometió a un tratamiento de inyección de células madre para tratar de esquivar el quirófano, lo que al final de cuentas no funcionó y tras solo dos aperturas este año, se realizó la operación Tommy John.

JC está metido en el largo proceso de recuperación, que va de 12 a 14 meses, así que no estará listo para el arranque de la próxima temporada  de Grandes Ligas. Tomando en cuenta los juegos de rehabilitación y el llevarlo paso a paso antes de darle la pelota para abrir de nuevo, Steamer fue muy prudente con el nica, al situarlo con balance de 1-1 en tres juegos y 18 innings recorridos, con siete boletos y 13 ponches.

Por supuesto que los nicaragüenses esperamos que JC se recupere satisfactoriamente y regrese con nuevos bríos para volver a ocupar un lugar importante en la rotación de los Angelinos de Los Ángeles. Sigue siendo portador de muchas esperanzas.

Loáisiga: 2-2 y 36K

Jonathan Loáisiga se convirtió en el primer bigleaguer nica en la historia de los Yanquis de Nueva York y su debut fue impactante. Es el prospecto nicaragüense mejor valorado y el cielo parece ser el límite para él.

Además: Clayton Kershaw seguirá con los Dodgers por tres años más

No se sabe cuál será el rol de Loáisiga en 2019. Ha demostrado que puede abrir o relevar, pero tampoco se sabe de qué manera se reforzarán los Yanquis y si habrá espacio para el nica, así que Steamer le ha augurado que iniciará seis partidos y tendrá balance de dos victorias y dos derrotas, con efectividad de 4.15 en 36 entradas, con un ponche por inning (36) y solamente 12 boletos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: