Policía Orteguista busca amedrentar a población capitalina

Varios barrios de Managua permanecieron asediados este martes por la Policía Orteguista que desplegó sus fuerzas de antomotines

En la imagen aparecen las patrullas policiales que asediaban a los defensores de derechos humanos. LAPRENSA/Jader Flores

La Policía Orteguista (PO) aumentó la presencia de sus fuerzas desde tempranas horas de este martes, cuando desplegó por diferentes puntos de Managua a sus agentes, creando de esta manera un ambiente de tensión.

A la presencia de policías de línea en respaldo a los agentes de tránsito en rotondas como la Rubén Darío y de Cristo Rey, también se sumaron a primeras horas del día policías de las fuerzas especiales en algunos tramos como el trayecto entre la Universidad Centroamericana (UCA) y la rotonda Rubén Darío.

Igual sucedió en otras zonas de la capital como las inmediaciones al parque de Villa Progreso, cercanía de Villa Rafaela Herrera y la Universidad Politécnica (Upoli), casi al mismo tiempo otro fuerte contingente de antimotines asediaba a manifestantes y defensores de derechos humanos frente a los Juzgados capitalinos.

El desplazamiento de las patrullas o la presencia permanente de los antimotines durante casi toda la mañana de ayer, causó la apariencia de una ciudad militarizada.

El Mecanismo de Seguimiento Especial para Nicaragua (Meseni), de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a través de su cuenta de twitter se refirió al despliegue policial frente a los tribunales de Managua como “desproporcionada”.

El Meseni “repudia la fuerte y desproporcionada presencia de Policía antimotines que estableció un cordón policial” en contra de integrantes del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y otras organizaciones sociales que se manifestaban frente al complejo judicial de Managua, refiere la CIDH en uno de sus tuit.

Al tiempo que ese organismo hizo un llamado al régimen en representación del Estado de Nicaragua a garantizar que “los operativos de seguridad se ejecuten conforme a estándares internacionales, en respeto y garantía del derecho a la protesta, la libertad de expresión, la reunión pacífica y la participación política”.

Para la investigadora en temas de seguridad, Elvira Cuadra, la excesiva presencia policial en Managua, especialmente en lugares que son considerados como “objetivos simbólicos”, es parte de una nueva forma de acción represiva e intimidatoria de parte del régimen y la PO en contra de los ciudadanos.

A  criterio de Cuadra el despliegue desproporcionado tiene como propósito “desanimar cualquier intento ciudadano de manifestación pública o protesta e intentar restablecer la perdida autoridad de la policía”.

No obstante,   Cuadra manifestó que en ambos casos, “el efecto es contraproducente porque en realidad la población rechaza esa excesiva presencia policial”.

 Denuncia del Cenidh

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) emitió un comunicado a través del cual denuncia que su equipo y defensoras de otras organizaciones fueron acorraladas por más de cien antimotines y al menos diez patrullas policiales frente a los Juzgados de Managua, “en una clara obstaculizació a nuestro derecho a defender derechos”.

Recuerda el Cenidh que las autoridades judiciales les impiden acceso a los juicios públicos, “obstaculizando nuestro trabajo como defensores de derechos humanos”.

LEA: Policía Orteguista se toma los cementerios de Nicaragua para reprimir a los autoconvocados

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: