Zona de Strikes: Hay una injusticia con J. D. Martínez

J. D. Martínez tuvo una sensacional temporada, pero como actuó la mayor parte de sus juegos como designado, lo excluyeron de los candidatos a Más Valioso

Zona de Strikes, Elián Miranda

Edgard Rodríguez C.

J. D. Martínez tuvo una temporada sensacional.

En la época que sea y analizando su desempeño bajo el método que se les ocurra, Martínez tuvo una actuación extraordinaria. Ningún agente libre tuvo un impacto tan grande como el de este artillero en los Medias Rojas de Boston, campeones del 2018.

Y sin embargo a la hora de valorar su trabajo, se le deja fuera hasta de la lista de finalistas para el premio de Jugador Más Valioso de la Liga Americana. ¿Se imaginan ustedes hasta dónde habrían llegado los Medias Rojas sin el aporte de Martínez?

El Boston del 2018 fue básicamente el mismo del 2017, más Martínez, quien hizo un papel como el que hacía David Ortiz en sus días de esplendor y grandeza. Fue el eje vertebrador de estos estupendos Medias Rojas. Promedió .330, con 43 jonrones y 130 carreras empujadas.

A Martínez lo “condenan” porque actuó más como designado (93 juegos) que en el campo como jardinero (57). Pero incluso en sus partidos como outfielder no cometió error, sin embargo su 6.4 de WAR, (que valora todo) lo deja en desventaja. Es una lástima.

El Más Valioso de la Liga Americana va a ser Mookie Betts, quien terminó con .346 de promedio (líder), 32 jonrones y 80 remolques. Su promedio sobre las bases (.438) fue mejor que el de J. D. (402), pero yo habría votado por Martínez por su impacto en Boston.

Hay quienes cuestionan el impacto de las carreras impulsadas, pero ¿cómo se va a valorar el sentido de la oportunidad de un bateador, sino es tronando cuando importa y bajo la presión que ahoga a muchos? El punto es batear en el momento decisivo. Además sus 43 jonrones son 43 empujadas enteramente de él.

Quienes han señalado a Betts como favorito, argumentan que fue líder en carreras anotadas. Ahí debería ser lo mismo entonces, habría que valorar su promedio sobre las bases y no las anotadas. Pero los tiempos cambiaron y los analistas de Nintendo han ganado la pelea.

Mike Trout, el mejor jugador de esta época, es finalista en cambio. Bateó 39 jonrones y resumió .460 sobre las bases, pero los Ángeles se hundieron (80-82). Entonces, ¿se valora más actuación individual por encima del impacto en tu equipo? Esa es una pregunta sin respuesta concreta todavía.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: