Aumento de riesgo país dispara las tasas de interés en la Bolsa de Valores de Nicaragua

Según registros de la Bolsa, el año pasado las tasas para títulos en dólares se movían por debajo del ocho por ciento y en el caso de córdobas se transaba en promedio a menos de nueve por ciento.

En Nicaragua hay cinco puestos de Bolsa autorizados por la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras. LA PRENSA/ ARCHIVO.

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

El aumento del riesgo país como consecuencia de la crisis sociopolítica ha provocado que las tasas de interés en la Bolsa de Valores alcancen niveles no vistos en los últimos años, lo que encarece el financiamiento de todos los sectores que ahí transan, principalmente del Gobierno que es el principal emisor de títulos.

Esto representa un golpe para el régimen Ortega-Murillo que apuesta a cubrir el déficit de financiamiento provocado por la represión que sacude a Nicaragua, mediante la colocación de deuda en la Bolsa de Valores de Nicaragua, que acumula cinco meses consecutivos de reducción en sus operaciones.

Le puede interesar: Caen las bolsas de valores alrededor del mundo

“Antes de la crisis las empresas que acudían a la bolsa para captar recursos los obtenían de una manera muy fácil, incluso, a veces la demanda por valores era superior a las necesidades de financiamiento de los emisores. Hoy en día la situación en inversa, tenemos emisiones de bonos que vencen y que solo un porcentaje que no es la mayoría encuentra compradores, entonces el trabajo para los puestos de bolsa que colocan estos valores es cada vez más difícil”, admite Gerardo Argüello, gerente general de la BVN.

Tasas de hasta 20%

“En un país donde la liquidez se ha restringido considerablemente la bolsa sigue siendo una opción, en un mercado con liquidez restringida donde no se consigue el ciento por ciento de lo que se busca, pero aún así todavía hay determinada liquidez. Eso se ve en determinados emisores que están ajustando las tasas de interés hacía arriba, hay algunos que están pagando veinte por ciento, incluso se hacen transacciones que pagan 15 por ciento y en dólares hasta el veinte por ciento”, detalla Argüello.

Según registros de la Bolsa, el año pasado las tasas para títulos en dólares se movían por debajo del ocho por ciento y en el caso de córdobas se transaba en promedio a menos de nueve por ciento.

Lea además: Mercado bursátil en Nicaragua se contrae por cuarto mes consecutivo

Este incremento de al menos el doble en las tasas que se pagan por los distintos instrumentos que se negocian en la bolsa ha comenzado a desatar el “apetito de algunos tomadores de riesgo” que están dispuestos a invertir a cambio de tasas más altas.

No obstante, Argüello admite que el incremento de las tasas encarece el financiamiento y esto al final lo terminará pagando el consumidor y encarecerá la vida de todos.

Nicas pagarán por altas tasas

En el caso del incremento de las tasas que devengan los instrumentos emitidos por el Estado, le terminan pasando cuenta a la ciudadanía, ya que según el expresidente del Banco Central, Mario Arana, estas se pagan con el dinero de los impuestos que pagan los contribuyentes.

“El contribuyente no escapa a esto, pero el problema del Estado es que está ofreciendo y nadie les está comprando, y aparentemente solo lo financiarán a tasas más caras, ellos sacaron una emisión al 8.5 por ciento, pero les piden entre diez y 12 por ciento. Además la calificación de riesgo del país se ha venido desmejorando… Entonces lo idóneo es enderezar el país porque esto nos está costando cada vez más”, aconseja Arana.

También: Tercer mes de caída en las operaciones de la Bolsa de Valores de Nicaragua

El sector privado insiste en que solo mediante un acuerdo político que incluya el adelanto de elecciones se puede poner fin a la crisis.

El incremento de las tasas por parte de algunos emisores obliga al resto a elevarlas también para poder competir en el mercado. “No somos ajenos al riesgo y menos en una situación como la actual, por eso estamos viendo tasas que no veíamos antes de abril”, dice Argüello.

Caen operaciones

En octubre, la Bolsa registró una merma del 65 por ciento con respecto a ese mes del 2017, lo que además de complicar la obtención de financiamiento ha forzado un incremento en las tasas de interés que encarecen el crédito y a la larga incidirán en el alza de precios.

En Nicaragua el mayor emisor de deuda es el sector público (más del 95 por ciento del total), por tanto es el más perjudicado por esta crisis que enfrenta el mercado bursátil y que por ser provocada por el “riesgo país” no es posible determinar cuánto tiempo tomará revertirla. Solo durante la reforma al Presupuesto General de la República 2018, aprobada en agosto, se ordenó la emisión de 9,035.6 millones de córdobas (equivalentes a 280 millones de dólares), los cuales se suman a los 3,155 millones que el presupuesto original contemplaba que se emitieran.

Además: Bolsa de Valores de Nicaragua acumula su segundo mes de caída tras inicio de la crisis

Para Argüello es importante hacer ver que la reducción de las operaciones no es un problema ni de la bolsa ni de los puestos de bolsa ni mucho menos de las empresas emisoras. Sino un tema de “riesgo país” y considera que se debe ver “en todo el contexto del Sistema Financiero del que han sido retirados más de 1,200 millones de dólares que han salido del país”.

Según el gerente general de la BVN es muy difícil proyectar el comportamiento futuro de las operaciones de bolsa y por ende la recuperación del sector, ya que en realidad nadie sabe cuándo concluirá la crisis que afecta al país.

“Es muy difícil proyectar el futuro porque creo que en Nicaragua nadie sabe cuándo va acabar todo esto… el volumen y las transacciones nuestras reflejan hasta cierto punto el comportamiento de la economía del país y es muy difícil prever una mejoría en las transacciones si la economía se sigue deteriorando”, advierte el gerente general de la BVN.

Solo un remanente de la deuda se ha emitido

Dado que el Ministerio de Hacienda y Crédito Público hasta ahora emitía deuda solo en córdobas, el Ejecutivo publicó recientemente una resolución autorizando la emisión en moneda extranjera. Posteriormente dicha entidad anunció una emisión por 105 millones de euros, como parte de lo que incluyó la reforma presupuestaria.

Dicha emisión, según Argüello, ya fue autorizada por la BVN pero aún no se ha comenzado a ofrecer a los inversionistas. En tanto, las emisiones en dólares del Banco Central se siguen colocando, aunque en menores montos, pero devengando tasas superiores a las establecidas antes de la crisis.

También: Crisis sociopolítica de Nicaragua aterriza en junio en la Bolsa de Valores

Argüello considera que en el “escenario más optimista” se podría prever que las transacciones se mantengan en los niveles de los últimos tres meses y explica que pese a esta merma el mecanismo sigue siendo efectivo, aunque en menor proporción que previo a la crisis, y dado que el “riesgo” de estas inversiones es muy alto, está forzando un alza en las tasas de interés que se pagan por los distintos instrumentos bursátiles.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: