Paramilitares secuestran a manifestante jinotepina cuando iba a la pulpería

Delmis Portocarrero Quijano, de 56 años, fue secuestrada la mañana de este miércoles por varios sujetos. Una pobladora que presenció el hecho dice que se la llevaron en una camioneta

En una foto que ha circulado en las redes sociales, se ve a Delmis Portocarrero viajar en la tina de una camioneta Hilux, custodiada por dos hombres, uno de camisa negra y otro de camisa blanca a rayas, y gorra. LA PRENSA/Tomada de Facebook

Delmis Portocarrero Quijano, de 56 años, fue secuestrada la mañana de este miércoles por varios sujetos que vestían camisas negras, rojas y grises y que portaban cascos y pasamontañas en  Jinotepe, Carazo, aseguró una pobladora que presenció el hecho y que solicitó el anonimato.

La testigo dijo que dos motos rodearon a Portocarrero, quien se dirigía a pie a una venta, ubicada cerca de las instalaciones de Radio Stereo Romance, y otras dos motocicletas se quedaron en una esquina, aparentemente, cuidando para evitar que nadie más transitara por la zona.

“Ella (Portocarrero) no mostró ninguna resistencia, ahí no más llegó una camioneta ploma y una roja, le pusieron los brazos para atrás y la montaron, no la esposaron y luego los motorizados, salieron custodiando las camionetas”, dijo la mujer.

Lea además: Extienden orden de libertad a un autoconvocado jinotepino, pero la Policía aún no lo entrega

Los clientes de un negocio de productos nutricionales y de cuidado personal, ubicado cerca de donde se cometió el secuestro, pensaron que el secuestro se trataba de un robo.

Portocarrero, quien ha sido opositora al régimen de Daniel Ortega y es miembro del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), se encuentra detenida en las celdas preventivas de la Dirección de Auxilio Judicial, en Managua, conocida popularmente como El Chipote. Sus familiares se encuentran preocupados ya que padece de Lupus y temen que no le den sus medicamentos.

La Policía Orteguista (PO) investiga a Portocarrero por haber participado en los tranques, pero hasta el momento no le achacan ningún delito.

En julio, después del levantamiento de las barricadas en esta región, los orteguistas con el objetivo de generar miedo realizaron pintas en diferentes vivienda, entre ellas, la de Portocarrero donde escribieron frases como: ¡Viva Daniel!, ¡Plomo!, ¡Que se rinda tu madre! y ¡Se buscan por asesinos!.

Puede leer: Policía Orteguista presenta como “terroristas” a dos primos que apoyaron tranques en Jinotepe

En el barrio San José, donde habita Portocarrero, se vio circular por el sector a varias patrullas policiales este jueves.

El sitio donde fue secuestrada Delmis Portocarrero Quijano. LA PRENSA/Mynor García

No fue secuestrada

Usuarios de las redes sociales también denunciaban el secuestro de la excandidata a la concejalía de Jinotepe, por el Partido Conservador (PC), Kenia Amelia Matus, sin embargó LA PRENSA comprobó que la información era falsa.

Familiares de Matus, de 42 años,  sostienen que sufren asedio de parte de la PO y de simpatizantes orteguistas, quienes los amenazan de muerte y con quemarle su casa, la que fue pintada con mensajes ofensivos.

También: Orteguistas obligan a cancelar marcha azul y blanco en Diriamba

Más detenidos

El pasado 2 de noviembre, día en que en Nicaragua se recuerda a los fieles difuntos, fue secuestrado por la policía, el vendedor de jugo de naranjas Ariel Santiago Calderón Narváez, de 47 años, y un día antes el taxista Edward Martín Navarro, de 51 años. Ambos se encuentran detenidos en las celdas de El Chipote.

La institución policial los señala a ambos de ser cabecillas de tranques y de haberse tomado el edificio “Reynaldo Rosales Porras”, de la Facultad Regional Multidisciplinaria (Farem-Carazo). Además los vinculan de cometer los delitos de asesinatos, secuestros, torturas, asaltos, violaciones y lesiones a pobladores de Jinotepe el pasado 20 de abril en el período que los autoconvocados mantuvieron las barricadas en esta región.

Lea: Capturan a sospechosos de asaltar y asesinar a un capitán de la Policía en Jinotepe

Los familiares de los dos detenidos, aseguran que son inocentes y niegan que hayan participado en marchas, tranques o protestas en contra del régimen de Daniel Ortega.

Calderón vive en el barrio La Competencia de Jinotepe y con su venta de jugo de naranjas mantiene a sus tres hijos, de 19, 12 y 1 año, mientras Navarro reside en el barrio Carlos Nuñez y de él depende un adolescente de 15 años.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: