Roberto Arriaza: «Muchos pensaron que era mediocre y he demostrado un buen nivel»

Roberto Arriaza nació con una fortaleza en sus puños capaz de romper cualquier pared, sin embargo no solo de pegada vive un boxeador, necesita fortaleza mental y al menos manejar elementos básico de movilidad y defensiva

Roberto Arriaza (izquierda) es el mejor 147 libras del país. LAPRENSA/ARCHIVO

Roberto Arriaza nació con una fortaleza en sus puños capaz de romper cualquier pared, sin embargo no solo de pegada vive un boxeador, necesita fortaleza mental y al menos manejar elementos básico de movilidad y defensiva. Por mucho tiempo enfrentó sus demonios internos, aquellos que le aquejaban en el pasado colmado de vicios y malos caminos, pero que al final ha ido superando uno a uno.

Lea además: El presidente de la OMB apuesta por Arriaza: “Puede ser campeón mundial”

Dinamita habla muy motivado de la oportunidad por el combate eliminatorio de las 147 libras contra el lituano Egidijus Kavaliauskas a realizarse este viernes en Oklahoma City.
Según escribió semanas atrás el periodista Dan Rafael, el ganador de ese combate tendrá un pase directo a medirse al campeón de las 147 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Terence Crawford.

“Sabemos que ese es el sueño de todo boxeador, una oportunidad para ser retador para título mundial. Estoy enfocado y tengo la plena seguridad que seremos retador oficial de ese cetro”, confesó Arriaza.

La gran empresa Top Rank está a cargo del lituano y aunque en el papel el nicaragüense no salga como favorito eso no le preocupa. “Yo creo que al enfrentarme a mi será un reto grande porque soy un boxeador fuerte y de gran pegada y la verdad es que será muy emocionante. Pienso que desde que inicie el primer asalto estará candente, a ambos nos gusta maltratarnos y si decidieron pelear conmigo es para darse cuenta que tan sazón está su peleador”, comentó Dinamita.

Le puede interesar: Roberto Arriaza: el estancamiento de una carrera que pudo ser mejor

El peleador pinolero ha realizado cuatro peleas en Estados Unidos. Y en la primera de este 2018 noqueó brutalmente al boricua Sammy Valentín, un cotizado prospecto. Arriaza se adueñó del título Inter-Continental. “Todos pensaron que Valentín me iba a ganar pero los sorprendí. Antes decían que era un boxeador mediocre y ahora he demostrado que tengo nivel y que tenía madera”, indicó el púgil.